SE FUE SIN HACER RUÍDO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas FAMILIARES

 

No fui como mi padre, más quisiera,
tampoco me acerqué hasta mis hermanos,
que a nadie yo alcancé. Y ahora las manos
no tienen quien les mime, que les quiera
ya excepto los gusanos.

Mi padre (solo sé lo que recuerdo)
pues pronto a su pesar fue a por tabaco,
pagando el enfrentarse a un buen morlaco,
(del año en que lo hizo ya hoy me pierdo),
pues yo aun era un retaco.

De mí siempre ignoré lo que pensara,
tampoco si se hiciera él ilusiones,
o pudo soportar sus frustraciones
al verme allí creciendo alguna tara
cual pluma a sus tachones.

Mi padre era un buen hombre o eso dicen
aquellos por tabaco que aun no han ido,
(lamento yo no haberle conocido)
el agua algo tendrá si la bendicen,
se fue sin hacer ruido.
©donaciano bueno

Suavemente sin pegar gritos Clic para tuitear

José Luis Hidalgo

Después del amor

El zumo de la noche me gotea
con racimos de estrellas en la cara,
y madura mi frente su luz triste,
como una fruta sola sin su rama.

He perdido mi tronco; ardientemente
ha tajado el amor en sus entrañas
con un hacha sombría. En otro cuerpo
la ceniza enrojece de mi savia.

A solas con la noche me he quedado,
con mi carne tendida, fruta amarga.
y suena el corazón, bajo mi pecho,
con un crudo tañido de campana.

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética