UN PUEBLO DE TIERRAS SIN PREGUNTAS

»Mi Poeta sugerido: Adolfo Burriel Borque

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas de FAMILIA

 

Es de un pueblo de tierras sin preguntas,
de iglesias y campanas siempre a solas,
allí donde relucen amapolas
y a todo los paisanos sacan puntas
en luengas merendolas.

Un río, varias casas y una alberca,
y un camino que acerca al cementerio,
¡el muy desaliñado y poco serio!
que todo en ese pueblo está muy cerca
y lleno de misterio.

Parece ser lugar desocupado
con puertas y ventanas que han dormido,
no hay gateras ni gatos, ningún nido.
Las aves han tornado a su pasado
de tanto que han mentido.

Ocurre que hace tiempo que es de noche
quedándose la vida descuidada,
el cielo dio respuesta por callada
lanzando hacia el pasado algún reproche,
cual de hijo una patada.

La calle anda vacía de suspiros,
al monte se han echado las plegarias,
los sueños se han tornado ya unos parias
desnudos andan muertos por los tiros
de balas arbitrarias.
©donaciano bueno

MI POETA SUGERIDO: Adolfo Burriel Borque

Adolfo Burriel Borque

Donde no cubren…

Donde no cubren
las aguas,
ni los vientos
son cúpulas
o pájaro,
ni transitan la niebla
otros caminos,

allí,
la palabra es el viaje.

Elegía por la República Española
nº 134, 1974 (de Robert Motherwell)

Sois los negros destellos de las voces,
el absurdo color de los ojos
cegados,

alzad conmigo el vaso,
como si no estuviera
la barrera sombría del penúltimo
sueño,
la pared miserable
de hierro, sal,
y olvido.

Hablan las rosas rotas…

Hablan las rosas rotas
de la noche terrible,
callan las mariposas quietas
su tristeza de ocaso,

ay la distancia al sur
que disfraza los ríos
y el océano,

la oquedad del alma
bañada por las sombras
del retorno,

la dulzura invisible
de la fragilidad
del ave.

(Y el viaje se detiene
en el frío temblor de las espaldas
negras del hombre).

Huerto de la media legua

Para Julio Palazón

Principio de la danza,

rosas abiertas
a infinitud de labios.

Invisibles

La arena se refugia en el enigma
de sus ojos,
la lluvia
resbala por la piel,
como las lágrimas del día
que incumple su promesa,

como el refugio del recuerdo
cuando no sobrevive la esperanza.

Viajan donde la herida es invisible
y solo heredan
la sutileza del crepúsculo.

Jardines de Verlaine

La diosa,
violada por la luz,
agita
la trémula lujuria del recuerdo,

desnuda bailarina de cristal.

La caja gris

La caja gris
-perdida lejanía-,
lejanamente gris,
perdida en paraísos
de sueños de manzanas.

La caja gris
-ánfora de metal manchado-,
manchadamente gris,
ángeles vengativos
de viajes y de pájaros.

La caja gris
-cerrada, gris-,
cerradamente gris,
la caja gris
que adivinó la muerte de la rosa.

La herida tiene…

La herida tiene
sangre de cobra,
caverna de pez ciego.

La herida
diezmó los árboles,
la sangre de los labios
desató la tormenta inesperada…

Mi fiel caballo rojo…

Mi fiel caballo rojo
ama las lejanías,
turban sus alas
la belleza del ángel,
hilos azules cierran
el viejo laberinto,
frágiles vientos
se llevan sus relinchos,

pero cabalga,
igual que la distancia que se olvida
en el ensueño de otros viajes.

Para otro sueño azul

Azules,
como el silencio,
como el vuelo de algunas mariposas,
como el temblor del marinero,
como el final de la explanada,
beato azul Angélico,
como la noche azul,
azul de luz hallada,
lo mismo que los ojos
azules
a lo lejos.

Su desnudo arrebata…

Su desnudo arrebata
el brillo a los cuchillos.
Su piel es sombra estéril
de páramo, licor de soledades.
En sus pezones
no hay lunas,
habitan las arañas.

#Si te gusta Adolfo Burriel Borque... Clic para tuitear
También te puede interesar...
Era agosto, verano, allí en la plaza,yo era…

¿Poesía?

X
Scroll Up