AYER LLOVIÓ BASTANTE

Mi Poeta sugerido: »Bárbara Grande Gil

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas FANTÁSTICOS

 

Ayer llovió bastante, hoy ya no llueve,
quizás mañana llueva o el sol saldrá,
el aire hoy a las hojas no las mueve
se ignora si es que al fin llega la nieve,
mañana no sé el tiempo que vendrá.

Tampoco si es que el viento soplará
y habremos de esperar a otro verano,
lo escrito ha de sonar ya muy lejano
y viento a este lamento arrastrará.

Si buscará acomodo en otro lado
hurgando su perfil de tapadillo,
no importa si no puede sacar brillo
que el sueño que soñó ya se ha esfumado.

Y volará, le tiene sin cuidado
que el mundo a él lo encuentre circunspecto,
no importa si es que agrada ya su aspecto,
lisonjas son historias de pasado.

No sabe si algún día volverá,
no tiene la intención, nada le importa,
que el tiempo que le queda no soporta,
futuro, el que le espera, dios dirá.

Toca y siente a su banco de madera
percibe allí qué cómodo se siente,
él se halla así agradable, complaciente
gozando como está su posadera.

Y piensa un día habrá que otro indigente
allí donde él sentó pondrá bandera
haciéndose del mismo un buen cliente,
pudiendo reposar si el culo quiera.
©donaciano bueno

Comentario del autor sobre el poema: Y la vida sigue y donde hoy te sientas tú mañana se sentará otro y después otro y otro y otro

MI POETA SUGERIDO: Bárbara Grande Gil

Bárbara Grande Gil

FACTURANDO

Porque el amor te espera en la esquina
y el dolor te espera en cualquier lado.
Andrés Calamaro

Me imagino en una terraza
al sur de aquella fría ciudad.
Con una taza de té en la mano,
calentándome los dedos
con el calor de la cerámica.

Me imagino de noche, necesitando aire,
porque la noche axfisia estando tan lejos.
Me imagino rodeada de no-geranios,
de no-golondrinas,
de gente rara y blanquecina con olor a rancio.
Me imagino en una era de sueños atascados,
recopilando material bello y horrible
del que cura y mata al mismo tiempo.

Me imagino que ya estaré dormida en aquella terraza,
en este momento, dentro de un año.
O tal vez, si hay suerte, estés tú allí, conmigo.
Sujetándome la taza mientras trato de dibujarte,
o de escribirte,
o de soñarte.

Vértigo.
(Ediciones de la Isla de Siltolá, 2016)

EVERYBODY DOES

Creo en ti.
Eres.
Me basta.
ANGEL GONZÁLEZ

Ella es el grito de la noche.
La astilla debajo de las uñas.
La espina en la mirada
y el silencio detrás de la puerta.
Es la pierna inquieta,
el estreñimiento colectivo,
la venganza de todas las promesas.
Es la que recuerda lo que los mayores han olvidado.
La niña bonita del apellido de serie.
El silencio de un poema que costó cien horas.
Es a la que le sobra tiempo en los recitales.
Es a la que le sobra tiempo en los recitales.
Es a la que le sobra tiempo en los recitales.
Por no molestar.
Por no quitar tiempo.
Por no perder el tiempo.

Es el despecho eterno
y el perdón inmediato;

el aguijón de noviembre,
el fuego y el hambre.
La mano armada
y el espasmo después del amor.
Es el dolor que no se olvida
y la chica que nunca da problemas
pero existe,
y es importante y no lo saben.
Es el piano huérfano llevado a hombros.
El motivo de todas las huidas.

Es la que se quedará sola.
La que ya está sola
rodeada de gente que la quiere
y no lo saben
y no lo sabe.

Es,
existe
y no le basta.

EL HUECO

Déjame no existir contigo.
Enséñame a abandonarme
en el vacío
y a irme a la ciudad
donde los besos
ni se recuerdan, ni se olvidan.
Déjame no ser,
para poder compartir
este hueco infinito.

También te puede interesar...
Hoy he oído tañir a una guitarra oculta en un susurro, y he sentido rebuznar…

Leer poesía? Ni loco!

X
Scroll Up