COTOPAXI

Poeta sugerido: Nuria Parés

EL POEMA Lee otros poemas FANTÁSTICOS

 

Egregio, insigne, real, omnipresente,
cresta blanca, gallito de pelea
que escondes mil vivencias en tu vientre,
erguida la mirada siempre al frente
en que el mundo se mira y se recrea.

Belleza que se palpa en el ambiente
colgando de tu hermosa cabellera
creando admiraciones de la gente,
misterio y emoción que están presentes
corriendo por la sangre de tus venas.

Cotopaxi, testigo impenitente
de titanes y míticos bribones,
que a ninguno nos deja indiferente,
espías, traficantes y ladrones,
de heroísmos de reyes e indigentes.

Con Pichincha, Sangay y otros hermanos,
Tumburahua, Antisana y Chimborazo,
sus figuras inundan el paisaje,
pendientes de enviar algún mensaje,
y orgullosos de ser ecuatorianos.
©donaciano bueno

Cotopaxi es un volcán de Ecuador. Con una elevación de 5.943 metros es el segundo de más altura del país (siendo precedido por el Chimborazo) y uno de los volcanes activos más altos del mundo (el volcán activo más alto es el Ojos del Salado en la frontera entre Chile y la Argentina). Está situado 50 km al sur de Quito.

POETA SUGERIDO: Nuria Parés

Nuria Parés

Nuria Parés: XXI

Silencio: la bruma es gris y la tarde está callada,
toda la ciudad sin rostro de asoma por las ventanas
para mirarla caerse, perfecta como naranja…
Silencio: la bruma es gris y gris bruma está el alma.
La tarde se muere gris , se muere ceniza y plata,
se muere en las altas nubes, se muere en las negras casas,
la tarde se muere gris, la tarde se va callada,
se va sin querer llevarme, se va de ceniza y plata.
Silencio: la bruma es gris y gris bruma está el alma.
La tarde se está poniendo como naranja estrujada,
un sabor acidulado me corre por la garganta.
La tarde se está cayendo. Yo pienso: si la arrancara
se iría ruede que ruede, rodando a la mar amarga
por entre los parques tristes, por entre las negras casas,
rodando, ruede que ruede, su angustia de solitaria.
! Ay! ¡que la tarde se cae ya sin remedio… ¡Aguantadla
vosotros de manos fuertes y voces con resonancia!
! Asirme esta tarde triste que cuelga ante la ventana
no vaya a caer y os deje por dentro como una llaga!…
!Ay! ¡que la tarde se cae y yo no puedo aguantarla!

Entrega

Apartaos de mí, que me he arrancado
esa mitad de sombra a manos llenas
para arrojarla al sol con la alegría
con que se iza al viento una bandera.

Apartaos de mí, porque he lanzado
los caballos del sueño a la carrera
y un galopar de potros se desboca
como un golpe de sangre por mis venas.

Apartaos de mí, que estoy ardiendo
con la llama agitada de una tea.
Todos mis dioses se han venido abajo:
Sólo el momento y yo como una ofrenda.

Romances de la voz sola

Que quede grabado en mí,
que todo el momento exacto
con su plenitud perfecta
quede en mi interior vibrando…
Que nada se pierda de él,
que no tenga que encontrarlo,
pobre limosna, en el sueño,
con su perfil deformado.
Que todo el ser, blanda cera,
guarde su latido exacto,
pájaro vivo en la malla
de la voluntad apresado,
que toda el alma esté alerta
y mi cuerpo esté afilando
sus mil memorias pequeñas
dispuestas a recordarlo.

Esta voz, que no es mi voz,
con la que hablo y me río,
que habrá de seguir en mí
y habrá de acabar conmigo,
esta voz, que no es mi voz,
que está robándole el sitio
a esa voz que yo me sé
cantando sonidos vivos…
Esta voz, que no es mi voz,
¿habrá de acabar conmigo
sin que la otra voz, mi voz,
pueda surgir de su olvido?

Pero mi voz está lejos
y no siente lo que digo.
Faltas de luz mis palabras
van anegándose en ritmo
con un jadear penoso
que sabe de su vacío
y el momento está esperando
no sé que matices tibios
que hagan ahondar mi palabra
por senderos de infinito…
Pero mi voz está lejos
y no siente lo que digo.

Te sugiero seguir leyendo...
Campesino de Castilla, agricultor castellano, tu que paseando vas dando pasos al compás de esos…
Scroll Up