Feliz Navidad

Poeta sugerido: Camelia Michel

 

Un niño hoy nació en Belén.
Los niños son inocentes,
ya seáis o no creyentes,
los peques traen el bien,
no saben mentir, no mienten.

Tan solo hablan tiernamente
con la voz del corazón.
Deja a un lado la razón,
paso da al medio que siente
su papel, que es la emoción.

Que hoy medio mundo celebra
el día de advenimiento.
Pido tu consentimiento
con esta voz que se quiebra
y sientas lo que yo siento.

Que seas feliz ¡caray!
abandona el desamor
y tira al mar el rencor
que lo que hay, esto es lo que hay,
sólo tú eres lo mejor.

Veinticuatro de diciembre, Navidad,
el que aquí escribe os desea AMOR y PAZ.

©donaciano bueno

A todos los que lucháis por algo en esta vida que es un soplo.

POETA SUGERIDO: Camelia Michel

Camelia Michel

CANCIÓN PARA CALLAR EL DOLOR

Canción que surges de la nada
Para acallar mi destino
Si te pusiera palabras
No sería ya lo mismo
Canción que me traicionas y por eso no te canto
Porque dices que da igual ser mujer o ser dolor
El dolor de mutilarse
De condenar los espejos
De convivir con la máscara
El dolor de ser mujer
Y transcurrir por el mundo
Sin gritar lo que se siente,
Ahogando las serpientes que recorren el camino
Y domar las que dormitan enroscadas en la piel
Por eso te saludo ¡Oh, canción de mi silencio!
Porque llegas hasta mí para que nunca olvide
Que ser mujer y dolor
Es al fin y al cabo lo mismo
Que no es cierto lo que digo
Que es verdad lo que me callo
Que devoro mis entrañas en silencio
Con la saña interminable de buitres mudos
Hambrientos
Que nunca tuve más verdades
Que mis grandes paradojas
Y si te pusiera palabras,
No sería ya lo mismo
Y entonces me pregunto
Quién escucha lo que dice un condenado
Si acaso el confesionario…
O quien recuerda a Villon,
Prisionero en La Bastilla
Quien a María Antonieta
Ángel de lujuria guillotinado
Yo me condeno al silencio,
A dejar pasar las cosas
A saber que florecen víboras en el jardín de las rosas,
Ignorando cuál es más letal
Yo me condeno al silencio
A no defenderme de ellas
A no evitar el veneno
Y cultivo cada llaga, cada espina, cada flor que me aniquila…
Me sumerjo con deleite en la ponzoña
Mientras espero.

Cruzando el puente

He de cruzar ese puente
A sabiendas de que esperan las aguas turbulentas
En el otro lado de la noche
Una tormenta en la orilla de enfrente
Las auroras en el mar taciturno
Las barcas que se hundieron en el vientre monstruoso
De un océano sin rumbo
Alguna vez he llorado los veleros que erraron por la nada?
Alguna vez fue importante el naufragio
En la tumba líquida del tiempo?
No me importa que el viento siembre ya sus agujas
En el costado de siempre
No me importan las trincheras ni el dolor
Me hice piel para transitar por el cosmos
Desgarrada y unitaria
He nacido en el fragor de una guerra de almas
Y fui niña en la fuga de los cuerpos
Pero me hice mujer con la lujuria de los astros
En la mirada del fuego milenario en el bosque
Porque no quería copular con los hombres
Ni danzar a cuerpo abierto con la caricia mendaz lastimera
Y me creí Jezabel devorada por los perros
Perdida en el exilio de ciudades derrotistas
Venenosas
Al igual que mandrágoras de polvo
He amado la lluvia tanto tiempo
Que de hecho ya soy agua
Una acequia enorme derruida en horizontes
Y tuve miedo de esta fuga, de este viaje
Que emprendí sin saber que era líquida
Que llevaba la tormenta por doquiera
Y por dentro
Que imposible era el naufragio más allá de mis abismos
Y proseguí el camino por el puente
Con un vestido de mar
Y un aroma de pistolas fulgurantes en el agua
A mí vengan los ejércitos de la lluvia y del tiempo
Los peces derrotados y los tritones hambrientos
Los rumores de la cresta nuclear
Sin más he de cruzarte rompeolas
Enredada en la penumbra de los huesos en mis huesos
Sin fanfarrias ni temores.

REGRESO A TI

Libre y resurrecta

Hoy regreso a ti
Como Lázaro despierto
Al conjuro redentor
De mil palabras

Dulce y sigilosa retorno
…..Como aquella melodía
Que rasgó las cuerdas de un laúd dormido
En la tarde medieval

Libre y poderosa
Hoy he vuelto de la nada
Como el primer sonido
Que latió en el universo
Como el OM que tiembla
En el río de mis venas

Llegué de la arena,
Del agua
Del viento
Con un caracol en las manos
Húmeda de sal, de algas, de corales
…Temblorosa

Hoy toqué tu puerta
Generosa y fuerte
Como el capitán que libera mil navíos
Y deja desnudo su puerto
De temor y esperanzas

Victoriosa llegué de la nada
Cargado el vientre de trofeos
Y el rostro lleno de batallas
Sucio el vestido
Rotos los velos

Invicta
De una lucha que libré contra fantasmas

Me castigaron los años
Que perdí en el sepulcro
Sin entender la vida
Ni atrapar caminos
Sin recorrer distancias

Mil arpías me siguieron
Por devorar mis entrañas
Donde no estuviste
Cuando no escuchabas
Y estupefacta mi sangre de jaurías
Alimentó su furia

Pero hoy cantaron caracolas
Que silbaban en la brisa
Hoy cantaron las sirenas…entre peñascos y mares
Que marcaban el sendero
Y acortaban las distancias
Que reían y lloraban
Y señalaban el cielo

Al conjuro de unos besos
Al compás de un amor largo
Al efluvio de un abrazo
Por tanto tiempo esperado
Libre y resurrecta
Al sonido redentor
De tus labios
Hoy he vuelto
Santo Domingo, 6 de diciembre, 2007

MUJER PÁJARO

Simiente fecundada por la duda
-Semental de la mañana-
Violenta he nacido, mujer pájaro
Desde el suelo de mí misma
Torva silueta en el espejo
Alas, senos y plumaje y un alarido por canto

¿De qué universo vengo?
¿De cuáles mundos autistas?
¿De la palabra confusa,
Del desgarro del silencio,
De una casa en el olvido?
De qué muerte he nacido rugiendo
En la recia vastedad del abandono?
Y mis padres muchedumbre ¿Cómo hicieron el milagro?
Arañando tantos vientres
Nido roto, hoy emerjo de la cueva

Y este magma pegajoso ¿Es acaso oscuridad
O mancha,
Un ropaje vitelino
Una roja embriaguez entre la tierra,
De negros inframundos calcinados?

Y mi piel, entre plumón y llanura,
Rasgando la caliza telaraña
¿Acaso cayó del cielo,
Angel imprudente y tembloroso?
¿O ya alzaba su espacio desde la garra imperfecta
Que me ata a la guarida?
Entre manantiales y muertos, desfiladeros y orilla
Esta puerta entre dos mundos
Podría llamarse destierro

Todavía no barrunto cuánto tiempo cuánto tiempo
Estaré cruzando puentes
Entre mi cuerpo y mi cuerpo
Mujer pájaro graznando
Santo Domingo, D. N.
7 de junio, 2012

MUJER

(Confesión)

Soy Agua
Mujer
Humedad tibia y frutal
Cálida

Me deslizo río suave
En el centro de tu alma
Fluyo y me escondo
Me disuelvo

Eres como un cántaro,
Como un bosque que me espera
El cauce que acaricio
Y me acoge sin sorpresas

Tierra fértil
Espléndida
Abierta

Pero soy lágrimas, llovizna sudorosa
Temblor y espasmo
Besos, boca
Sialismo
Sial

Miedos y espera,
Lubricidad sin puertas
Dudas y oquedad,
Jugos y reclamos
Vértigo vital

Yo,
Palomas agoreras sin freno
Soy
Cómplice desnuda de Venus
Contigo
Ventana abierta al amor
Mujer.

Qué pasa en las calles

Qué pasa en las calles que ya el rencor no moja,
Aunque llueve y es turbia la mirada de la noche
Y este piano silencioso canta la muerte
En el sonido claro de una lágrima

Qué pasa cuando se derrama el cielo y hay mentiras como lluvia
Y un temblor de pájaros latiendo
En el nido de las horas donde se durmió el olvido

Hoy se abre la puerta de una certeza pasmosa
Y aleve
Como un halo de injusticia en la mirada de los astros
De la gente amotinada en el espejo
Esperando salir para golpearte el rostro
Mientras te muerden las sombras y la noche
Y ya no sientes miedo sino ganas de que te muerdan
Los pájaros
Para no morir mil veces sola y aletargada ante ese mismo espejo
Que no ríe pero te señala impotente
Que tu reflejo es el mismo indiferente obscuro astro de un recuerdo
Y un por qué sin respuesta ni esperanza
Entre sábanas retorcidas y punzantes

No hay por qué decir que las calles ya no corren
Tras la lluvia ni los niños que se bañan en los charcos
Y que el sol cuando madruga continúa vulnerando
La mordaza que dejó la noche
Y te aprieta aún más contra el espejo y la pared
Que tú ya no contemplas
Hoy de espaldas alguien se murió en el agua
Muy adentro de sí mismo
Sin nadar contracorriente en el foso de la muerte
Contra la pared colgando
Del pretil inusitado y la certeza
De la muerte de la muerte de la muerte

Qué pasa que en las calles ya el rencor no moja,
Pero podría la lluvia
Ser al menos indiferente y caer por los costados
En silencio
Hacer menos obvia la presencia
De un cielo enmascarado
Llameante
Como un soplo de alheña
Y el temblor tragedia muerte que te espera
En la lluvia de los astros de la muerte
De los pájaros a chorros moribundos
Que defienden su dolor a picotazos

Qué pasa que en las calles ya el rencor no moja,
Y la lluvia
Y la lluvia
Y la lluvia
En silencio desespera

CANTO DESESPERADO

Hete ahí herida visceral enmascarada
Donde empieza la batalla del absurdo
Hete ahí cavando acequias
En los campos sangrados de la carne
Dedo galopas estertores en el corzo lacerante
Mal de dos, consuelo para nadie
Mal de uno es demasiado

Carnaval agonizante ahora ríen las alondras
Horadando cardenales en el túnel de la tarde
Podría ser pudiera una perfecta mañana
Donde recibir tu ausencia
Calla monstruo calla
Lascivia deseada sorprendente entre mis brazos
Una mano ya se extiende para recibir la aurora
Abierta, ah! Se escapan tales versos como rosas en las tumbas
Allí Pandora espera para mostrar el recuerdo

Calla monstruo calla
Cada herida es cada ojo, cada labio
Rosa rota en el mordisco de tu mano en la conciencia
Calla monstruo, calla
Habré de construir un muro donde abreve el olvido
Habré de reparar faroles
Destruir las compuertas
Regalar tercos hibiscos en un puente de cayenas

Todo eso para qué porque quiero, sí, quisiera
Un mundo atornillado para olvidar el recuerdo
Esta cosa tan espesa
Esa muerte en la penumbra de los pasos
Del espacio donde habita otra noche adolorida
Una mano que se zafa
Y que canta en la fanfarria, en el ruido de tu nombre
En la escena de tu vuelo
Donde atabas mi cintura
Donde sólo
Sólo yo sé que escalaste para restregar la imagen
El dolor del desencuentro
La otra faz de la moneda..

Te sugiero seguir leyendo...
Yo creo empleo ¿y tú? -Yo no, yo vivo del erario. Y ese erario ¿qué…
Scroll Up