LA DUDA, EL RUIDO Y LAS NUECES

POEMA Leer otros poemas Fantásticos

 

Ayer salí a la calle, estaba muda,
tampoco percibí silencio hubiera,
me puse a rebuscar, vino la duda
mostrándome a la cara era tozuda
diciéndome al pasar yo era un cualquiera.

Así que yo quisiera abrir la boca,
no pude responder pues que el reposo
vetó mi respirar, callar te toca,
me dijo él, a sabiendas me provoca,
pensé que estaba allí yo haciendo el oso.

La duda y el silencio son hermanos,
los dos tienen la misma compostura,
cogidos van los mismos de las manos,
los dos austeros son, que son veganos,
no tienen ni un resquicio de pintura.

Me dicen, lo que tienes lo mereces
por ser inquisitorio y por inquieto,
querer mezclar el ruido con las nueces
juzgando a dios, al mundo y a los jueces
perdiendo a lo que fluye hasta el respeto.

Pues yo he quemado el tiempo aquí dudando
y el eco siempre ha estado en mí presente
les digo ¡por ahí les vayan dando!.
De tanto discernir me estoy cansando,
renuncio a ser ya un puto reincidente.
©donaciano bueno

Di si te gusta Clic para tuitear

¿Te atreves a opinar ? ¡Anda, hazme un favor! Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of