SE ME LLEVÓ EL VIENTO/

Jehú Coronado López (poeta sugerido)

* Todos los derechos de los poemas publicados pertenecen a sus respectivos autores.
EL POEMA Lee otros poemas FANTÁSTICOS

 

Si escuchas que me he muerto, no hagas caso,
se me ha llevado el viento
cogiéndome a traición en el momento
que estaba ya saliendo de un fracaso,
sin mi consentimiento.

Lo mismo que las hojas en otoño
que caen lentamente
y al río las arrastra la corriente
sirviendo, mientras nace otro retoño,
de abono a la simiente.

Que el viento, ya se sabe, no pregunta
de quién, de dónde eres,
e ignora los afectos, los quereres,
inmerso como está en su marabunta
sus filias, su placeres.

Inane a los afectos, toma a guasa,
ajeno está a la vida,
te observa desde el punto de partida,
que allí por donde pasa todo arrasa
como una malquerida.

Pues quiso visitarme el trotamundos,
llevándome en volandas,
inútil fue salirme por las bandas,
ocurre si los sueños son profundos
e ignoras por dónde andas.
©donaciano bueno

El viento, ese loco Clic para tuitear
POETA SUGERIDO: Jehú Coronado López

Jehú Coronado López

(Premio Nacional de Literatura Joven Salvador Gallardo Dávalos en 2014)

FUMAREMOS PIEDRA TÚ Y YO

Seremos felices
nuestros hijos hablarán de lo bien que nos veíamos fumando piedra,
destrozaremos nuestros rostros
y cuando la piedra se acabe
moriremos, mi amor,
porque el acto de fumar piedra
es lo único que puede darme la sensación de existencia
como el que está lloviendo
y quiere rescatar a un hombre de una casa en llamas
nosotros, mi amor, no volveremos
seremos felices fumando la piedra del otro a escondidas
y la piedra para entonces ya no será una metáfora.

HISTORIA DE MI VIDA EN INTERNET

Que todo lo bello
sea
una resistencia

el amor / la insalubridad tan parecidos
tu mano toca
lo que tu mente no puede
mi costumbre de amar viendo hacia atrás
abrazarlas fuerte
para poder mirar sobre sus hombros
y distinguirlo todo

pensar se vuelve un ejercicio lúdico
digo pensar pero pienso en una licuadora moliendo cosas
intenta escribir con el llanto y no funciona
con la rabia dibuja un cuadro que termina en la basura

contaminar el exterior en la búsqueda de una pureza interior

no se ve mejor con los lentes
se ve distinto
pero a nadie le interesa el sufrimiento
ya no vivo en esa casa

quién construye los cimientos del odio
mi padre hacía columnas desviadas
que duraban toda la vida
lista de cosas que puedo derrumbar:
1.- mi presente

la repetición es la causa de todas las cosas

sin ella el río de mi vientre jamás hubiera sido presa y luego
desbordamiento terror y muerte
madre desmayada
madre florilegio hermoso ramo de dagas
te clavó la vida tormentosa

no dejaba llover no me lo permitía

me gustaba el suelo desde antes
un día el agua que tiene la sangre de todos se seca
en el río que era mi madre
ahogado de rojas constelaciones
con mapas de rojo en la ropa nueva
quise buscarle significado a las cosas que ella escribía en las
esquinas de la biblia

el río de mi madre y yo insolado secos
mi hermano en deshielo ante el terror de verlo desaparecer
decidí convertirlo en cubos que podría acompañar con mis bebidas
suelo masticar los hielos
de pronto uno supura
una línea sale de mis labios hasta el cuello

mi hermano muerde
no deja que mi madre crezca el río
en el que mi familia quisiera nadar
mi hermano muerde
atenaza con la baba de su boca sin dientes
no sé cómo llamarlo
para que me deje en paz decidí escribirlo
espero que alguna de estas palabras
sea su nombre.

Belleza en la enfermedad

Una vez que se derrama toda la tinta
no queda más que dedicarnos
a esparcirla cuidadosamente
tratando de hallar la estética
en los pequeños detalles que la tinta
no ha cubierto
y si hay una mancha cubriendo algo bello
la tinta lo embellece todavía.

Sangre

IV
Le pido un abrazo a mi madre
—sé que usted no hace esta clase de cosas—
mi madre a veces llora cuando lee mis poemas
porque sabe que su hijo está loco
sabe que el medicamento no me baja

la fiebre de sentirme una azotea

El doctor me dice que respire
pero soy un negro
cómo se dará cuenta
de las agujas que ya traigo encajadas en mi cabeza
son arpones

Desde su tranquilidad
el doctor percibe luz en mi escondite

Estoy en un campo
concentrado
he dejado mis libros
y he dejado que el sobrepeso me abandone

Mamá quiero un abrazo
mamá perdón por ser tan torpe
usted sabe que yo no sé cuidarme
que yo no quiero cuidarme
Mamá el arpón
si me lo quita me desangro

Aquella fuga de gas
es nueva no la había visto
todavía no puedo verla

Yo antes no era negro papá
no sé qué pasó

Siempre fuimos imitaciones:
para amar
nos reproducíamos uno al otro

Mamá perdón por mentirte
papá perdón por abandonarte
amor tengo una puerta: pronto tendremos una casa
mamá estuve llorando
papá hay un hombre persiguiéndome
amor no tengo cambio: yo no lo conozco
mamá mis sobrinos crecen tristes
papá recogí las monedas que se te cayeron
amor usé esta tarjeta para
mamá ya soy un
papá me hablaron de ti
amor cerré la puerta
mamá papá un dolor de garganta
amor he tomado tanto que ya no se me para
amor :
porque los golpes son señales de vida
debo seguirme golpeándome.

No te pierdas todas las Noticias de hoy sobre Literatura
Te sugiero seguir leyendo...
Aquí la envidia y mentirame tuvieron encerrado.Dichoso el humilde estadodel sabio que se retirade aqueste…
Ir al contenido