EPITAFIO

EL POEMA Lee otros poemas FECHA ESPECIAL

 

“Se fue sin siquiera saber para qué vino”
Donaciano Bueno

Espigado, un hombre de talla alta,
botarate, huidizo y algo asceta,
que arribó a la senectud, ¡pobre poeta!
de burda calidad, que a la vista salta.

Un tanto ingenuo, no tonto de remate,
iluso, estrafalario e iconoclasta,
seguro en convicciones, más que un plasta,
al que la parca le dio su jaque mate.

De mitos huyó quien fuera que consagre,
de lo banal pasó, no le interesa,
amante del yantar, la buena mesa,
nunca fue ni el aceite ni el vinagre.
©donaciano bueno.

Comentario del autor sobre el poema: Todos, o la mayor parte de los poetas a lo largo de su vida han publicado su epitafio. Yo, que sólo soy aprendiz, he pretendido imitarles con estos versos.

¿Te atreves a opinar ? ¡Anda, hazme un favor! Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of