MI PASEO DIARIO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas de FECHA ESPECIAL

 

Hoy como cada mañana
siempre entorno de las diez
cojo a mi nieto ¡pardiez!
y lo saco de jarana.
Recorro la Castellana
y en una tahona amiga
me paro, de nombre Miga,
-una tostada, un café
y un zumo, y a saber qué-
hago un lapsus a mi andana.

Después tomamos Orense
o quizás Capitán Haya
que vaya por donde vaya
respira un aire circense.
Que está lleno de suspense
transpirando por sus poros
sonidos que son canoros
o de toques de trompetas
de esas niñas pizpiretas
que destripo cual forense.

A medida voy andando
al ambiente tomo el pulso,
a veces éste es convulso
o es que al cielo está bramando,
otros, en cambio, silbando
a mi alrededor rebotan
y a mi nieto le alborotan
respondiendo el muy tunante
que le empuje hacia adelante
y que a mí me vayan dando.
©donaciano bueno.

Adelina del paseo – García Lorca

La mar no tiene naranjas.
ni Sevilla tiene amor.
Morena, qué luz de fuego.
Préstame tu quitasol.

Me pondrá la cara verde,
—zumo de lima y limón—,
tus palabras, —pececillos—
nadarán alrededor.

La mar no tiene naranjas.
Ay, amor.
¡Ni Sevilla tiene amor!

(De Canciones)