A una nuez

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Juguetona, cuasi redondita y tan oronda,
desnuda, a un cerebro te pareces chiquitito,
¡si decides salir a bailar ya eres la monda!
gracia tiene a un lado de tu cuerpo ese piquito.

Eres niña mona, señorita casquivana,
que repicando vas parodiando a castañuelas,
coqueta, aunque resultes algunas veces vana,
la alegría de los cirujanos sacamuelas.

La castaña es junto a la bellota y la avellana
-verde naces para convertirte en fruto seco-
tus hermanas. Yo aquí desearía hacerme eco

para las excelencia cantar que de ti emanan:
con nata, chocolate, miel o bien a palo seco
las tomo si la gana a mi me da o si me obceco.

©donaciano bueno

Había una vez una nuez
que era amiga de un pez.
El pez se marchó
y la nuez sola se quedó.
(anónimo infantil)

En ocasiones un insignificante objeto como puede ser una nuez es una excusa para descubrir la belleza y, mediante las palabras, proyectarsela a los lectores. Eso que únicamente consiguen los mejores, lo que obviamente no es el caso.

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!