¿BORRACHO YO? ¡tururù!

Mi Poeta sugerido: »Paula Trama

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

¿Quien dijo que el borracho
al fin pierde el sentido,
que si uno está bebido
es mucho menos macho?
Pues yo tapo mi oído
a tanto belcebú
y le hago un tururú
y otro trago me pido.

¿Quién se inventó ese cuento
que la felicidad
se asienta en la verdad
y el noble sentimiento?
Con su consentimiento
me siento yo hoy feliz
cual pollo de perdiz
y aquí sigo contento.

Que el vino hay que beberlo
con gran moderación,
pues cojo yo el porrón
disfruto en sólo verlo.
¡Qué lindo ese chorrito
cuando da con los labios,
y deja esos resabios
de al fin chupar el pito!

Y aunque siempre repito
con gran satisfacción
si cojo un colocón,
tomo otro y me lo quito.
Y ya que está nublao
toca dormir la mona
¡qué mala esa bribona!
y el vino ¡que salao!
©donaciano bueno

El humor relacionado con el alcohol ha sido proverbial. Se decía de uno dado a la bebida, si era rico que era un borrachín, y si pobre, un borracho!!! Un abrazo Quién a lo largo de su vida no ha estado alguna vez un poco alegre, chispa, con una torrija, o merluza…eh?

POETA SUGERIDO: Paula Trama

Paula Trama

Las melodías

Amanece y es mi cama un trébol
mensajes, fruta
caen caen
cimarrones corren lejos
sopla el viento
y abro la ventana para que llegue
el sonido de tu voz
y abro la ventana para que entren
las melodías
que los vecinos silban
son mías
las vidas
que los vecinos imaginan
son mías.
de Rosa y negro

El sol no es de la yegua ni el caballo

El caballo permanece en los lugares donde hay sol
Esto hace que se parezca a la yegua
Siendo amigos, se inclinan sobre valles diferentes
siendo desconocidos, no temen beber del mismo recipiente
El sol al punto máximo los hace desaparecer
Así cuando no hay sol, no existe el caballo
Y la yegua tampoco existe

Manifestación de la yegua

Antiguamente la yegua era tan cercana
que difícilmente podía ser llamada
Era ardiente como quien cruza un río en invierno
Desprendida como el agua revuelta al avanzar

Al despuntar el sol algunas cosas se resecan
¿quién sería capaz de secar a una yegua pronta a desaparecer?
El que abraza a una yegua se va solo
y tras ser llamado, sigue

La raíz de la yegua

Nacen las flores, quedan en ella
la vemos irse o regresar a su campo
Cuando la yegua pace muerde raíces
En cada tirón las seca, sucesivamente
Así entran en ella.

Sea la raíz el máximo de vacío

En cada campo hay un destino cortado
Puede que vaya al ritmo de la yegua
pero lo que suena no toca para siempre
Cuando la flor muere, recapitula
y la yegua también.

Recuerdo de la yegua

Acerca de las yeguas
todo lo que se supo es que existieron
Algunas fueron bañadas y cuidadas
otras retratadas y ajadas en un mural
La yegua recuerda
de las palabras pintadas de las viejas, éstas
de La yegua y el caballo no existen

Un león, verdaderamente

De la siesta floral y de la fauna, papá
león de panza de plomo sobre la balsa
león de peinado de espuma boba
de patas que sostienen el flan de amor
del grito martillazo al borbotón de miedo
león de película
de ojos rayados para el circo de Roma
de huevos antiguos, soberanos y soleados
de pompón en bola de jabón Luis XV
de ojos de vidriera de gym expuestos
león de culo para mirar entre los juncos
de bostezo de señora a la hora del té de leonas
de oído de tela de pasacalle entre las ruedas

Lennon & Ono Amor

Boyas, objetos que aceptaron imanes
en lo maduro, de los lances que tiró el gesto
aprende lo que sabía: conchas entre migas de caucho y palmas
y translada para mostrar, sin importancia, el azar
una banda de aves en ascenso
con húmedos plumajes que estiran
una guía progresiva y circular en el aire
aunque de lejos el paisaje es otro
abierto como una frente se despeja
e influye en mi apetito
De aquellos dátiles prendidos del nudillo
quisiera tomar tres
luego, que no falten energías
ni avidez para llegar

Rob

asciende como una pelota
se liga a los órganos
ajusta el elástico hasta que ama
y el corazón deja de temblar
como tu pie debajo del piano
lo comprendo
para que sea mi pie el que resbala
planeta que al fin me da un descanso,
con los brazos y las manos
lampiños de otro planeta
lleva todo mi pelo hacia un costado
mientras yo reposo sobre el filo del río
hay caracoles y un pez distinto
tienen vida (y es de noche) como el hombre de las fajas embarradas
una ola ablanda la arena
no le pide a la huella que vuelva
pero, con más, todo regresa ardiendo
entra por el oído más feliz
despierta hinchado en el lugar que quería

Tengo miedo de…

tengo miedo de haber comido tantas frutillas sucias
de que el café hervido me haya hecho un agujero
de que la pasantía resulte ser carísima
de que el profesor me grite cuando le voy a hablar
de engordar justo para la fiesta
de olvidarme el pasaporte en la cocina
de que mi canción les suene conocida
de que mis papás se mueran antes que yo
de saber lo que ustedes sienten por mí
de haber manchado el libro que me prestaron
de tener deficit de atención
de que el buho a la noche no quiera charlar
de llegar de la fiesta y que esté suelto el fantasma

Te sugiero seguir leyendo...
¿Quién gobierna en los países? pues los grises.¿Y qué prueba han de pasar?el medrar.Desde que…

Busca poemas entre más de 3000 poetas sugeridos

X
Scroll Up