DESPUÉS DE LA TEMPESTAD…

 

 

 

No crean que me invento, que hubo un día
en que el cielo tornose violento
inundando la tierra de excremento,
el sol entre las nubes se escondía
rugía fuerte el viento.

Ese día en el que todo oscureció
y el mismo dios murió sin darse cuenta,
al tiempo que anunciaba una tormenta.
Ocurre que ese día estaba yo
poniendo mi alma en venta.

Consciente que la vida siempre enreda
y a menudo es cobarde y se amilana,
un envite lancé. Respuesta vana.
¡Pues no quede por mí!, dicho aquí queda,
que fue una filigrana.

Anduve sin saber. Algo expectante.
No puedo recordar lo que sentía.
Pronto me desperté. La lotería
me quiso sorprender de buen talante
Y el cielo al fin se abría.
©donaciano bueno

 [catposts name=”http://wp.me/p78yIL-6EQ”]

¿Te atreves a opinar ? ¡Anda, hazme un favor! Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of