EL DÍA EN QUE NACIÓ LA LUNA

EL POEMA Lee otros poemas INFANTILES

 

El día aquel en el que nació la luna
el cielo dormitaba, estaba oscuro,
las meigas recitaban un conjuro,
ni un atisbo de luz. Y es que hubo un muro
que ciego, se postraba ante su cuna.

Y fue así que comenzaba a aparecer
una bebé sonriente, tan bonita,
tan linda, tan oronda, tan chiquita
para hacerse enseguida alargadita
volviendo su figura a decrecer.

Nadie fue a celebrar su alumbramiento
ni siquiera el sol fue, su contrincante,
que estaba ausente, dicen, ese instante
y nadie le avisó que una tunante
pretendía ocultar tal lucimiento.

Mas comentan e, ignoro si es verdad,
que surgieron bailando unas doncellas,
por azar convertidas en estrellas,
relucientes, gloriosas y tan bellas,
que brindaron a la luna su amistad.

Y así nació, cuando las uvas pintan,
sin ruido hacer, casi de tapadillo,
en ese paritorio tan sencillo.
Desde entonces los poetas sacan brillo
y en sus versos la pintan y repintan.
©donaciano bueno

¿Tienes algo que decir ? ¡Anímate y opina!

avatar
  Subscribe  
Notify of