EL SUSTITUTO

Mi Poeta sugerido: »Julia Piera

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas de HUMOR
 

 

Reconozco, no sé si será cierto,
mas puestos a creer ¿por qué no hacerlo?
Y es que un día, quizás no llegue a verlo,
la ciencia certifique dios ha muerto
y deba de creerlo.
 
Tranquilos nos dirán. Que no hay problema.
Muy pronto ya tendrán un sustituto.
un tipo inteligente, más astuto,
experto en resolverles cualquier tema
en menos de un minuto.
 
¿Un minuto, por dios,¿es imposible?
¿dónde existe ese chollo que me apunto?
¡Anda ya, no me creo!, que barruntar
que ha de ser solamente él accesible
si llego, pago y punto.
©donaciano bueno

  Por mucho que te insistan, no les creas, o si? Clic para tuitear

MI POETA SUGERIDO: Julia Piera

Julia Piera

El tiempo del bambú

A Nuria
en el hammam de Molenbeek
y a Farida

Entramos y salimos del vapor.

El vapor gotea,
cubre el tiempo vertical.

Pesar menos,
hablar menos

ser lentas
como nuestros cuerpos,
escribir el paso de las estaciones
en aceites de sándalo y almendra.

Ellas se ríen, las damas de los baños. Ajenas
a la ciudad de afuera, a su lluvia sólida,
enseñan manos pintadas, idiomas desnudos,
lenguas del sur, tactos de bálsamo móvil
cuellos, brazos, vientres
picor de ungüentos de pimienta y rosa

canela entre nuestros dedos
vapor sobre nuestras vidas

sobre nuestros cuerpos, vapor

entramos y salimos del vapor

ser lentas,
hablar menos,
pesar menos

escuchar el tiempo del bambú
y esperar su floración
en ambos mundos
una vez,
cada doscientos años.

(Poetas en blanco y negro, edición de Amalia Iglesias, Abada, 2006).

El interior del vértigo

Sueño blanco. Entre el amor y la cocaína
en busca de la parálisis del sol

un vientre llamado a las sendas del Este

condenado por un ejército de enanos
mitadniño-mitadmono

a convocar
manchas de noche cerrada,
oscuro séquito clic.

Sólo un violento puede asomarse al balcón.

Trabaja entre edificios de hormigón
hasta dejar de dormir. Ojos abiertos
sin una palabra. Y ese bloque gris
que engulle hormigas y aplasta lo que ve
sin devolver nada
arranca la pregunta insomne: ¿y tú?

Coloca una planta cactácea
a un lado del ordenador. El papel secante
absorbe radiaciones. Con el paso de las mañanas
come el silencio e irradia perfiles de espinas
poco a poco, al picar el teclado,
nace en su carne un falso esqueje.

como un Google Earth inmóvil
inserta dimensiones en la imagen
agujeros táctiles y radicales
“no quiero ser otra frase más”, resuelve el mantengo.

Bitácora cancelada,
un tembloroso vuelo de avatar retrovisor
acuña el dólar que vislumbra el colapso,

en la esfera,
dos rostros

se derrumban convencidos

“raspe el mar
mientras nazca el Edén”
Puerto Rico digital. Madrid; Bartleby editores, 2009.

También te puede interesar...
Parece que fue ayer y es que ha pasadoeste tiempo tan raudo, tan furtivoque acaso…

Leer poesía? Ni loco!

X
Scroll Up