EL TIEMPO (desde mi punto de vista)

Mi Poeta sugerido: »Andrés L. Mateo

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

Si le hablas con sigilo no responde,
si tratas de gritar no te hace caso,
si intentas encontrar no sabes dónde,
lo suyo es disfrutar como un payaso.

Que el tiempo en vez de avance es retroceso,
en nada te ha robado la cartera,
no puedes abrazar ni darle un beso,
olvida, si precisas que te quiera.

Pues que él es incapaz de hacer amigos,
e ignora lo que son las emociones,
si existe una querella no hay testigos,
no atiende ni a verdades ni a razones.

Se mueve como Pedro por su casa,
haciendo un buen regate a cada paso,
pues nunca él está quieto, siempre pasa,
si un día llega el fin ya es tu fracaso.

Curioso, es muy visible y no se esconde,
está siempre contigo aunque no veas,
lo mismo si no quieres que te ronde
que él sigue acompañando en las peleas.
©donaciano bueno

Un poco pesado, no te parece? Clic para tuitear
POETA SUGERIDO: Andrés L. Mateo

Andrés L. Mateo

Al margen del venerable Heráclito

Lo único perpetuamente estático
es la nostalgia.
Dicho esto, por supuesto,
al margen del venerable Heráclito.
Contra el tiempo se diluyen las cosas.
“En la vida todo es ir a lo que el tiempo deshace”
-dijo el poeta-
Regresas y ha cambiado lo que antes era tuyo
menos en la nostalgia
en la que igual las cosas permanecen
a pesar del círculo implacable que el vivir arrasa.
Todavía la luz sucede a la luz
cuando vuelvo al viejo barrio.
Ha pasado algún tiempo.

Pero soy todavía el niño cruel que cazaba mariposas,
y hasta que el ángel venga esperaré sonreído
en una esquina del barrio San Juan Bosco,
ardiendo de inquietud con mi rama en la mano.

¡Fui implacable!
Jamás tuve más cierto en mi memoria
las batallas ganadas
el día ardiente del verano
lejano y próximo
en el cual fui el rayo de tinieblas
que mataba mariposas y era feliz.

Y me veo regresar en la nostalgia
no como el que ahora soy
sino como el que fui.

Bajé desde mí mismo
encontrando aquel niño de tenue corazón
de alborozado rostro
que con su rama desflecaba
las durezas de una tierra en la cual
el mal no estaba escrito todavía.

Ha pasado algún tiempo.
Cambia todo
hasta la rancia sentencia
del venerable Heráclito.
Menos en la nostalgia
donde no hay antes ni después
y el olvido nunca construye su morada.
Y nada puede transformar lo dado,
lo vivido.
Al margen del Venerable Heráclito.

PORTAL DE UN MUNDO (fragmento)

Dejaremos el cielo a las palomas
iremos por la vida sublevados
a levantar el reino de este mundo.
Quien busque mi garganta
encontrará la tuya.
Quien apenas te roce con su aliento
empañará mis ojos
y no será tu nombre una tarjeta
con fechas retorcidas.
O algún simple papel de timbre muerto.
Yo no diré este candado es mío,
o este martillo
y si podré decir:
esta sonrisa,
la que me veis ahora,
me pertenece toda.
O bien mi canto,
ya no es canto tan sólo

de los pájaros.

Dios es como un prójimo.

San Juan de la Cruz lo encontraba en las cosas. Moraba en el rojo bermellón del amanecer. En la cigua palmera. En el Delfín herido que mira al cielo.
Estaba en el río, y también al lado de la parturienta que oye por primera vez el grito del hijo amado.
Dijo el poeta que Dios dió desnudo el verbo a los hombres.
Y del lenguaje sólo debe quedar desnudo el verbo. El verbo hizo al mundo.
Es por eso que Dios está aquí. Si puedes ver sobre tu hombro observa la sombra alada posada en la quietud,
porque Dios es también el vaho de las cosas.
“Cuanto crece el sol sobre la sombra de los tilos” ahí está Dios.
Cuando escucho a lo lejos los quejidos de un moribundo, o las apasionadas quejas del amor, ahí está Dios.
Cuando ya no hay oriente ni poniente, y no encuentres
aquella página donde está escrita tu agonía, ahí está Dios.
Cuando tu vida aúlla entre rejas y la única esperanza es el fin, ahí está Dios.
Mirando pasar el viento, con la puerta abierta;
cuando ya el sol no es el sol, ni la rosa la rosa, ni el humo es ya humo; entonces algo llega y tiñe de colores tu vista. Dios es ése soplo.
Dios viaja en la bala que tiene por misión la muerte, y despeja el terror de tu alma habitada siempre por el miedo.
Dios es como un prójimo. Sin parcializaciones, sin “atributos contingentes”.
Dios está aquí. En esta mañana llena de infinitos significados para todos.
Está aquí y nos bendice.
Dios es como un prójimo.

Te sugiero seguir leyendo...
Cuando tengas abierta una herida y quisieras la pena curarla, cuando sientas que el alma…

Busca poemas entre más de 3000 poetas sugeridos

X
Scroll Up