En la orillita del río

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
POEMA Seleccionar otros de HUMOR
 

En la orillita del río
me lanzó un beso una flor,
me perfumó con su olor,
presintió mi desvarío;
yo le respondí, amor mío,
correspondo a tu embeleso
mas debes saber que un beso
jamás debe ser impío.

Que otra flor en la otra orilla
fue primera en regalarme
su olor, y quiso besarme,
y era hermosa la chiquilla;
mas yo respondí al honor
con una amable sonrisa
y ella se murió de risa
y a mí me invadió el pudor.

Y apareció una tercera
que paseaba, mimosa,
no era flor, que era una rosa
luciendo la primavera;
se acercó hasta mí, certera,
y susurrando al oido
acelerando el latido,
me robó allí la cartera.

Y al fin ya me desperté
en un dulce sobresalto,
y buscando pegué un salto
y a ninguna yo encontré.
Dejen que llore su ausencia
que en mis lágrimas me ahogue
y en su imagen me desfogue
libando de su presencia.

Que aunque sé que fue irreal,
sólo sé que disfruté,
si a su imagen sublimé,
el resto a mi me da igual.
No me importa si es, no fue,
lo que a mi me hizo sentir,
de placer llegué a morir
cuando pueda volveré.
©donaciano bueno

Di si te gusta Clic para tuitear

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!