LA MUERTE DE STEVE JOBS

Leon Vallejo(Poeta sugerido)

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

He leído, no sé dónde ni sé cuándo
que al final, Steve Jobs, ya de su vida
lamentaba dejar en la partida
a Dios sin conexión al otro bando
¡qué operación perdida!

Dudaba el inventor si navegando
habría de contar con su ADSL
y así ver, disfrutando de la tele,
con Dios, él mismo, conversando,
su enigma le revele.

Sentía haber dejado aquí de lado,
el éxito adorado de su invento,
cegado y a sus loas solo atento,
la guita que le habría reportado
tal acontecimiento.

Mas pronto se cortó la conexión,
fue un acto de maldad, sin sentimiento.
Un virus se incrustó en el pensamiento,
infecto fue hasta el disco y se fundió.
Y aunque esto no es verdad, nada es un cuento.
©donaciano bueno

Todos los tienen cerca pero muchos ya no se acuerdan de él? Clic para tuitear

Ese gurú de las nuevas tecnologías será feliz en el paraíso revolucionando los medios de comunicación con sus artilugios innovadores.

POETA SUGERIDO: Leon Vallejo Osorio

Leon Vallejo Osorio

Promesa

yo puedo
apenas
proponerte
borrar esta amargura
de mi frente
renunciando
a reventar
mis ramajes contra el muro

yo te prometo
acompañarte siempre
camarada del arroz
y los metales
en la dura tarea
de la brega permanente
y en la hora
de la hora
y los corajes
De Tiempo de mirarnos. Cárcel Bellavista.

Declaración de amor a Palestina

Te amamos Palestina
como eres: heroica
bajo el fuego de los asesinos
y el silencio de los cómplices
o sobre
las propias fauces de la muerte
abriendo otros caminos

Te amamos como vemos
que resurges
tierna
plena
y dura

Te amamos Palestina
porque la paz no está contigo
ni puede estarlo
en medio de hogueras y desiertos
donde desnudas
la soberbia
las tretas y las faramallas
del gendarme te amamos más allá del dolor Valerosa resistencia

del pan mordido
del poema y la brasa

amamos tu derecho al grito
y estamos
con la honda
que da firmeza a tu pedrada
y en el abrazo
que da forma a este amor

Te amamos Palestina
como amamos
la barca de los sueños
la piel y las palabras
la verdad y las manos
el mapa que seguimos
el puente y sus orillas
la ruta y la canción.

Te amamos Palestina
bajo el fuego
y sobre esa inmensa
luz con que tú guardas
firme la memoria
los pasos indomables
y escondida
la semilla
con que alimentas
tanto amor que resiste
y tanto
y tanto amor

Armas

ya no llega
la muerte…
brota del aire
cuando pasan los pájaros amargos
En todo el mundo ha habido gigantescas protestas por esta agresión
En todo el mundo ha habido gigantescas protestas por esta agresión
con su carga de mortíferos
huevos

Aparece la muerte sobre el mar
bajo el vómito
absurdo de las indigestas naves
del pentágono
(las sórdidas siamesas de Sión)

cae
…cae la muerte de las fauces
del alevoso basilisco
…del grifo delirante

haremos
—harán los palestinos— arcos
y flechas
con sus huesos

Devastación

en la franja
no quedan huérfanos ni casas
(…no quedan huérfanos en gaza)

ya no quedan
ya no quedan
ya no quedan…

Bandera

el cielo azul de la mañana
es ahora gris y el negro de la noche ahora
es inmensamente pardo
y su amarillo
eternamente
pálido
plomo fundido dicen que se llama al napalm
y al fósforo prendido del alma
la memoria y estos cuerpos…

Pero el color de la sangre lo ha borrado
y ahora invade la ciudad un mar
de alondras verdes
negras Niña herida_Bagdad

blancas
rojas
levantando
inmortal
esta bandera

Las piedras de Ramalla

otra vez las libélulas del miedo
invaden los sueños y los días

una vez más los caballos de la muerte
destrozan la sonrisa de los niños
el abrazo
y el abrigo

He visto cadáveres de hombres y de cosas
sobre las calles de Gaza
bajo la ira que desata
entre mis ojos
tanta saña

otra vez los caballos de la muerte
cabalgan por las calles de rafah

He visto cadáveres de hombres y de cosas
de sabra y de shatila

se han escapado
de los campos de Varsovia
pasaron galopando por Treblinka
se detuvieron en Auschwitz
Dachau
y Lublin
para ocupar como hace siempre
posiciones
del lado de la infamia

Los mismos caballos de la muerte
que asaltaron los campos de Treblika
Belzec
y Sobibor…
siembran de sombras
las piedras de Ramalla

Desnudo y sin mi voz mientras la muerte

Palestina-sangrante
Insurrecto entre mis huesos
me levanto
desnudo y sin mi voz
mientras la muerte
camina bajo el cielo
hecho
de plomo
y de naplam

Siento vergüenza de mí
de las palabras
que hoy ocultan
cada bestia desatada

…Nadie abomina
a estos carniceros
que atesoran
y rentan la ignominia:
las bestias continúan haciendo de la sangre
una y otra vez
su paraíso
(en medio de este infierno)

Te sugiero seguir leyendo...
Él ha muerto Por fin llegó ese díaen que al cuerpo le cubre una mortaja.Penando…
Scroll Up