MALDITOS DATOS MÓVILES!

»El Poeta sugerido: Pablo Fidalgo Lareo

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

Cojo el móvil. Problemas. Ya sin datos.
¿Y ahora que voy a hacer? ¡Maldita sea!
Otra vez más metido en la pelea
sin poder conectarme con mis gatos.
¡qué rabia! ¡me cabrea!

Otra vez, otro salto en el vacío,
¡qué desgracia! me muero a cada paso,
no puedo soportarlo más. Que paso.
Y aunque deba de pagar ¡Me río!
Y al móvil no hago caso.

¡Tacaño! Oigo gritan mis michinos!
¡Mentiroso! ¡qué poco te importamos!
Cuando llegues a casa nos cagamos.
y no olvides jamás somos felinos
y nunca lo olvidamos.

Asustado, sujeto a esa amenaza
no he podido a sus retos sustraerme.
Espero que no griten na’ mas verme,
que soy un facilón, una nenaza,
y dejen de quererme.
©donaciano bueno

Nuestra prolongación, el maldito teléfono movil? Clic para tuitear
POETA SUGERIDO: Pablo Fidalgo Lareo

Pablo Fidalgo Lareo

Hubo un hombre caminando por Italia

Una noche de lluvia y un hospital secreto
Hubo una enferma allí dentro
Bella como nada que yo haya visto

Hubo un gran amor un gran viaje
Hubo un ser poseído por algo que no era de este mundo
Hubo una mujer enferma
Que secó al hombre cuando llegó al hospital
Todo se definió desde entonces
Hubo un parto limpio
Hubo un vocabulario al que limpiarle la sangre
Hubo una primera vez

Hubo alguien que me detuvo en la puerta del hospital
Y entonces empecé a hablar
Dije si no me admites como a un enfermo
Admite que el mundo es salvaje y que llueve
Que he tenido que huir
Admite que quizá el verano de mi vida
Está en el jardín de tu hospital
Admite que este día ha sido difícil para mí
Y que puede que tarde tiempo en curarme

Hubo un médico traicionado
Hubo un hombre y una mujer que escaparon del hospital
Hubo después de muchas noches de lluvia
Una mañana de luz

Hubo un hombre y una mujer
Que envejecieron pensando
Será sólo un momento

Lipari

La primera regla del viaje es no olvidar
que cuando se acabe estarás muerto.
Has de viajar sin nada, cambiar tu vida.
¿Durante cuánto tiempo puede uno
encerrarse en una habitación de hotel
fascinado con las vidas ajenas?
Hemos de perderlo todo como el niño
que se dirige a la primera palabra.

La primera vez grabamos desconocidos.
Ahora nos grabamos cada noche
confesándonos ante el mar.
Venimos a la isla de los arrepentidos.
Mi forma de amar es un combate a muerte
entre un objeto y yo.

Estoy dando la cara por un sueño que aún no conozco
pero mi amor comprende que hay actos
superiores al de dar la cara.
Ya nunca tendremos vergüenza
de haber nacido equivocados.

Mi amor aprende en mi cuerpo la diferencia
entre la pobreza y la miseria.
Grabamos nuestra verdad de exiliados
atrapados en su propio viaje sin retorno.
Si recuerdas las casas de las que venimos
nuestra belleza es una exageración.

Ispica

Si dejas en el mar a un recién nacido
es capaz de nadar hasta el horizonte.
Siempre decían lo mismo
todo lo que sabes lo aprendiste
antes de cumplir tres años, antes de la separación.
No aprenderás nada nuevo nunca más.
Sigo abriendo la boca dentro del agua
para asegurarme que la sed es toda mía.

Decían solo haces bien las cosas pequeñas.
¿No crees que pelear por los restos materiales
es una forma extrema de expresar el amor?
¿No es una última pelea por la verdad
cuando ya no existe la justicia?
Siempre fuiste ajena, solo el deseo de juventud
unió nuestras vidas violentas.

Una vez entramos vestidos en el mar y fue perfecto.
Busqué el momento de vencer tu resistencia
cuando tu veneno aún no significaba nada.
Tú me amabas, me tocabas, me discutías
mientras mujeres enfermas morían a mi alrededor.
Las actrices y las furias se tocaban
a través de mis brazos heridos y de la sal.

He comprendido de una vez por todas
por qué no debía acercarme a los desconocidos.
Sé que aún he de aprender una última cosa
pero aún queda tanta vida por delante
que por primera vez no necesito darme prisa.
Tú y yo amamos esta generación de recién nacidos
que necesitan que alguien los lleve al mar adecuado
para nadar y sentir que llegarán lejos
sin ocupar el lugar de nadie más.

Palermo

Llegamos en pleno invierno y decimos
¿Hay una habitación libre para mí?
¿Un amor? ¿Un espacio que se pueda abrir?
¿Un vacío legal? ¿Hay tiempo aún para excitarse?
¿Me vuelves a cambiar las vendas?

Ahora comprendo la diferencia
entre el simple deseo de volver a la infancia
y la absoluta necesidad de renacer.
He destruido la habitación de hotel.
He renacido sin haber llegado
a reconocer en mi tragedia una primera vez.

Me seco, me limpio, me protejo del frío.
Soy envuelto por personajes desconocidos
que me hacen callar y me desprecian.
Mi historia con el teatro fue solamente
mi relación con un inmenso telón.

Mi forma de pagar fue tan salvaje
que toda mi deuda ha sido perdonada.

Punta Raisi

Algunas veces pienso que los diferentes,
los que se sintieron una vez tan fuera como yo,
me acogerán. Es falso.
Otras veces pienso que aquellos
que sufrieron en su cuerpo la represión
que yo estoy sufriendo en este momento
me acogerán. Es falso.
Otras veces pienso que mi violencia
ya no tiene credibilidad, que puede sustituirse
por la pasión, la furia y el exilio. Es falso.

¿Quién tiene una moral superior? ¿Cómo es su cara?
Nadie quiere acoger un agujero en la historia,
nadie se arriesga a caer por un lugar desconocido.
Nadie sabe cómo hacerlo suyo.

He estado tiempo midiendo mis palabras
imposibles de medir, midiendo actos
absurdos como nosotros mismos.
Yo me defiendo del lenguaje que es muerte.
Amo a un ser extremo hoy y siempre.

Mi deseo aún no contiene ese error de base
que convierte a los deseos en sagrado.

A los que vamos al teatro

A los que vamos al teatro
No nos hace falta hacer el amor
Bailamos durante toda la noche
Y por la mañana siempre hay mucho que hacer.

La condena

La condena. Bela Tarr
Solo aprendí
Que es lo mismo irse del pueblo
Que quedarse
Es lo mismo irse del teatro
Que quedarse
Que es lo mismo tener padre
Que no tenerlo
Que es lo mismo bailar
Que no bailar.

Alguien me pregunta siempre

Alguien me pregunta siempre
Por qué vienes al baile
Si no sabes bailar
Y yo le digo
-Por si alguien puede enseñarme.

Pasamos el tiempo en habitaciones

Pasamos el tiempo en habitaciones
Y por la luz que tenemos
Nadie puede saber desde la calle
Hasta dónde llegaremos
Puede que mi madre llame
Y ya no pregunte por mí
Que llame y no me lo digan
Tocaremos el techo antes de que caiga
Pero nuestra juventud está en el suelo
En el suelo de la cocina
En el del baño
Donde nos quedamos dormidos
Nosotros hablamos
Mientras ellas nos miran
Las tiramos al suelo
El suelo no está tan sucio como creemos
Podemos apagar la luz
Tocarnos el pelo
Decir lo que pensamos o no decirlo
Dormir un poco mientras ellas
Preguntan por qué tenemos que hacer esto
Si nosotros no somos así
Las dejamos solas
Y todo lo importante se enseña así
En el suelo de la cocina o el cuarto de baño
Yo aguanté más días que mis padres
Sin salir a la calle
Y mirando al techo aprendí
Qué fácil es llamar loca a una mujer
Y qué difícil llamárselo a un hombre
Lo que contáis de vuestros padres no me lo creo
Mis padres serán los últimos en llegar
Me agarraré al lavabo
No dejaré que me levanten
Lo que ellos hacían en la calle
Yo lo hago en casa
Con más dolor
Con más sentido
La casa está sucia
Y esta vez no vamos a limpiarla
Ha debido pasar más tiempo del que creíamos
No diría que somos mejores que antes
Pero si alguien nos preguntase
Qué estuvimos haciendo durante aquellos días
Creo que podríamos responderle
Sin contarle toda la verdad.

Te sugiero seguir leyendo...
Luchas cainitas, destrucción y muerteconflictos y más guerras. Los matonesse muestran pululando a borbotonescon ansias…

Busca, lee y comparte poesía. Hagámosla viral!

X
Scroll Up