MERCACHIFLES

Mi Poeta sugerido: »Luis Eduardo Aute

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas de HUMOR

 

Mis versos hoy les brindo a mercachifles
que abundan revestidos de maestros,
sujetos tan insanos, tan siniestros,
que en vez de apaciguar sacan sus rifles.

Que en esta sociedad gente hay que mata
clavándole un puñal al corazón,
otros, linchan, más crueles, la razón
para hacerse con ellos y los atan.

Pues que el niño en su estado original
sólo debe adquirir conocimiento
para, crítico, hacer del pensamiento,
un legado de su salud mental.

La casa por tejado no hay que hacer
preciso es colocar bien los cimientos
sin fisuras ni falsos movimientos
y el derecho a decidir así ejercer.

Que educar es provocar el conocer
y en la vida los conceptos enseñar.
Y ya adulto pueda él seleccionar
lo que debe o no debiera hacer.

Adoctrinar, un crimen tan letal
que debiera por ley estar penado:
al niño de ser libre secuestrado
sacando las entrañas al chaval.
©donaciano bueno

Comentario del autor sobre el poema: Mercachifle: Persona excesivamente interesada en sacar provecho económico de su trabajo o profesión. Educar vs adoctrinar.

MI POETA SUGERIDO: Luis Eduardo Aute

Luis Eduardo Aute

La inocencia

A estas intempestades de la travesía,
con viento en proa y sin cuaderno
de bitácora al timón,
quiero creer que aún existe algún vigía
que espere, tras el horizonte,
una asombrosa aparición.
Porque si es cierto
que no quedan singladuras
que lleven a otros faros lejos
del tesoro en el arcón,
pongamos rumbo al puerto de las sepulturas
donde reposa la otra luz,
la que dio vida al corazón…
Porque vivir
no es más que una inconfesada delincuencia
cuando no queda ni la incandescencia
del fuego que se fue
la inocencia, la inocencia…
Y cuando la mirada es sólo un catalejo
para viajar por laberintos
donde el dato es religión,
aún creo en la pregunta , que hay tras el espejo
en donde se produce la osadía
de la Reflexión.
Porque si es cierto que sólo existe lo cierto
y que los sueños son el aire
que le dio la sinrazón,
levantaré una gran columna en el desierto
para soñar que soy un sueño
y que los sueños , sueños son…
Porque vivir
no es más que una inconfesada delincuencia
cuando no queda ni la incandescencia
del fuego que se fue
la inocencia, la inocencia…

Alevosía

Más que amor, lo que siento por ti
es el mal del animal, no la terquedad del jabalí, ni la furia del chacal…
Es el alma que se encela con instinto criminal, es amar, hasta que duela,
como un golpe de puñal… ay, amor, ay, dolor…
yo te quiero con alevosía…

Necesito confundir tu piel con el frío del metal,
o tal vez con el destello cruel de un fragmento de cristal…
Quiero que tus sentimientos sean puro mineral,

polvo de cometa al viento del espacio sideral… ay, amor, ay, dolor…
yo te quiero con alevosía.

Nada envidio a la voracidad de tu amante más letal,
ella espera tu fatalidad, yo pretendo lo inmortal,
el espíritu que habita tu belleza más carnal,
esa luz que resucita el pecado original… ay, amor, ay, dolor.

Al alba

Si te dijera, amor mío,
que temo a la madrugada,
no se que estrellas son estas
que hieren como amenazas
ni se que sangra la luna
al filo de su guadaña.
Presiento que tras la noche
vendrá la noche más larga,
quiero que no me abandones,
amor mío, al alba,
al alba, al alba.

Los hijos que no tuvimos
se esconden en las cloacas,
comen las últimas flores,
parece que adivinaran
que el día que se avecina
viene con hambre atrasada.
Presiento que tras la noche
vendrá la noche más larga,
quiero que no me abandones,
amor mío, al alba,
al alba, al alba.

Miles de buitres callados
van extendiendo sus alas,
no te destroza, amor mío,
esta silenciosa danza,
maldito baile de muertos,
pólvora de la mañana.
Presiento que tras la noche
vendrá la noche más larga,
quiero que no me abandones,
amor mío, al alba,
al alba, al alba.

Dentro

A veces recuerdo tu imagen
desnuda en la noche vacía,
tu cuerpo sin peso se abre
y abrazo mi propia mentira.
Así me reanuda la sangre
tensando la carne dormida,
mis dedos aprietan, amantes,
un hondo compás de caricias.

Dentro
me quemo por ti,
me vierto sin ti
y nace un muerto.

Mi mano ahuyentó soledades
tomando tu forma precisa,
la piel que te hice en el aire
recibe un temblor de semilla.

Un quieto cansancio me esparce,
tu imagen se borra enseguida,
me llena una ausencia de hambre
y un dulce calor de saliva.

Dentro
me quemo por ti,
me vierto sin ti
y nace un muerto.

Pasaba por aquí.

La hora fue sin duda
lo que me hizo subir,
al ver aún encendida la luz
en la ventada del abid.

No pienses que te espío,
no llego a ser tan ruin
y es torpe que tu creas
que quiero sorprenderte en un desliz.

Y bien, que tontería, no soy nada sutil…
si yo solo pasaba, pasaba por aquí.

Pasaba por aquí ningún teléfono cerca
y no lo pude resistir, pasaba por aquí,
pasaba por aquí ningún teléfono cerca
y no lo pude resistir… pasaba por aquí.

Que esperas que te cuente?
hay poco que decir…
tal vez me vaya un tiempo,
no aguanto ni un momento estar aquí.

Te veo muy distinta,
es nuevo ese carmín?
estas mucho más guapa,
será que te embellece ser feliz?

Y bien, que tontería, todo esto es tan pueril,
si yo solo pasaba, pasaba por aquí.

Pasaba por aquí ningún teléfono cerca
y no lo pude resistir, pasaba por aquí…

Anda

Anda,
quítate el vestido
las flores y las trampas,
ponte la desnuda
violencia que recatas
y ven a mis brazos,
dejemos los datos,
seamos un cuerpo enamorado.

Anda,
deja que descubra
los montes de tu mapa,
la concupiscencia
secreta de tu alma
y ven a mis brazos,
dejemos los datos,
seamos un cuerpo enamorado.

Anda,
pídeme que viole
las leyes que te encarnan,
que no quede intacto
ni un poro en la batalla,
y ven a mis brazos,
dejemos los datos,
seamos un cuerpo enamorado.

Anda,
dime lo que sientes,
no temas si me mata,
que yo sólo entiendo
tus labios como espadas,
y ven a mis brazos,
dejemos los datos,
seamos un cuerpo enamorado.

De alguna manera

De alguna manera
tendré que olvidarte,
por mucho que quiera
no es fácil, ya sabes,
me faltan las fuerzas,
ha sido muy tarde,
y nada más, y nada más,
apenas nada más.

Las noches te acercan
y enredas el aire,
mis labios se secan
e intento besarte,
qué fría es la cera
de un beso de nadie
y nada más, y nada más,
apenas nada más.

Las horas de piedra
parecen cansarse
y el tiempo se peina
con gesto de amante,
de alguna manera
tendré que olvidarte
y nada más, y nada más,
apenas nada más.

Imán de mujer

Hoy tengo un día de ésos en que mandaría todo a hacer puñetas,
incluso firmaría con placer el acta de mi rendición…
Diría “adiós a toda eso” como Graves o incluso en plan asceta
me subiría a una columna en el desierto como San Simón.
o, como onetti, acaso intentaría no dejar jamás el lecho
o pillaría el primer vuelo al Himalaya para hacerme Zen…

Pero, maldita sea, cómo dar el salto de lo dicho a lo hecho,
contigo, ahí, desnuda, repitiéndome: “amor mío, ven, ven, ven…”

Sólo por ti sigo aquí, imán de mujer, imán de mujer…
me voy a perder pero sin salir de ti.

Que el mundo fue y será una porquería ya lo dijo Enrique Santos
y hay tengo un día de esos en que sufro toda esa poesía cruel,
aunque me temo que yo mismo soy quien me produzco
más espanto al verme comprendiendo las razones de Caín matando a Abel.

Me fugaría a Transilvania para convertirme en un vampiro
para no ver tras el espejo al bicho infame que dice ser yo…
Pero me abrazas y aún sabiendo que tus brazos son un mal retiro,
me tiro a tus infiernos donde habita el diablo que te re-creó…

Sólo por ti sigo aquí…

Te sugiero seguir leyendo...
Te dije que te quise y no te quieropues te mentí, que de ello me…

Busca poemas entre más de 3000 poetas sugeridos

X
Scroll Up