NO ES LO MISMO, NO ES IGUAL

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

Dos niños y una pelota
y una niña en un traspiés,
parece un mundo al revés
que un rey se convierta en sota.
Pues la sota es una puta
en lenguaje coloquial,
una señora impoluta
no es lo mismo, no es igual.

Una riña que alborota
o una juerga sin final
no son lo mismo tal cual
que esté yo como una chota.
Mas, chaval, ya toma nota:
que asistir a un carnaval
o ser tu la chirigota.
no es lo mismo, no es igual.

Un payaso sin chacota
ni gracia, que lo hace mal
ni entretiene al personal,
sin manzana una compota.
Y aunque intente el muy animal
de allí convertirse en prota
pues mear y no echar gota
no es lo mismo, no es igual.

Ser un gato que ser gata
La gata es un animal
y el gato puede ser pata
para un pinchazo fatal.
Y aunque te siente muy mal
que yo insisto, se me nota,
bailar sardana o la jota
no es lo mismo, no es igual.

Coger higos de la higuera
que a una muchacha coger(*)
no piensen mal, ni siquiera
tiene aquí nada que ver.
Y aunque suene ahora casual
ver el higo a la muchacha
cuando te mira y se agacha
no es lo mismo, no es igual.

No es lo mismo ser de acero
que austero como un asceta,
ni tampoco ser poeta,
o que el bolsillo esté a cero.
Que el proverbio no es casual,
no quiero uso hacer de tretas
que mande o irme a hacer puñetas
no es lo mismo, no es igual.
©donaciano bueno

“Son unos niños vestidos de gilipollas mandados por un gilipollas vestido de niño” Agustín de Foxá
(*) En algunos países de habla hispana, coger, tiene una connotación sexual. Gilipollez:
1ª acepción: Dichos o hechos propios de un gilipollas. Gilipollas: tonto, lelo. Pudiera ser yo.
2ª acepción (mía): releer en la mañana lo que uno ha escrito en la noche.

Jonny Rock, mi amigo, sevillano de pro, galeno ilustrado, bon vivant, aventurero humanista, políglota, polifacético, amante de los placeres de la buena mesa y de la buena música, enamorado del mar, como Alberti en Marinero en tierra, extranjero, cual l’étrager de Albert Camus, en un país lejano a el que se aferra unido por el cordón umbilical de Poemas del Alma, dotado de un humor caústico que le permite mofarse de su propia sombra, le dedico yo hoy estos estrafalarios versos con la humilde esperanza de que le provoquen una sonrisa y con el mejor de mis afectos, ¡Gilipollas!.

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética