ODA A LA CERVEZA

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

Cual cerveza subiendo va la espuma
el alcohol se me sube a la cabeza,
no noto cuando tomo sólo una,
va añadiendo su gracia y su fortuna
y al final me regala su torpeza.

Me permite reafirmar en mi autoestima,
a oratoria recurrir con más destreza,
a mi mente eliminarle la calima
escalando valor hasta la cima
enfrentándo a las bestias con fiereza.

Tal felicidad me da que yo la beso
y una y otra vez la miro y la remiro
y no paro de observarla y me embeleso,
¡qué embrujo tendrá que a mi me tiene preso
y me secuestra hasta el último suspiro!

Transparente, tan fresquita y tan dorada
ya he perdido la noción, no llevo cuenta,
de ella yo me reconozco enamorada,
quisiera aquí repetir cuando me agrada
¡cerveza, tú eres vicio que alimenta!
©donaciano bueno.

pág. anterior
siguiente

Impactos: 201