¿POR QUÉ NO IMAGINAR?

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

¿Por qué no imaginar?. Yo si imagino
que un día ha de llegar después cien años
¡qué digo cien! perdón si desafino,
que aunque parezca exceso estoy de vino
no pretendo embaucarles con engaños.

De la Cuesta Moyano* a una caseta
en Madrid donde acuden los lectores
en busca de aliciente, de su anfeta,
que conduce el placer hasta la meta
a través la visión de sus autores

vino un tipo a calmar su desconsuelo
por un libro de poemas algo arcano
que el poeta tildó de medio pelo,
dijo, vino a encontrarlo desde el cielo
y firmaba, su nombre Donaciano.

¿Donaciano?, le dice, eso está hecho,
con tal nombre no existe más que uno
Voy buscando…, a ver…, está desecho…,
que era un libro de versos muy maltrecho
y calvo* se quedó ¡qué inoportuno!
©donaciano bueno

*El autor subtitula sus escritos con el nombre de Donaciano …y sus poemas de medio pelo. *La Cuesta de Moyano es la calle donde, cada año, se celebra la Feria del libro en Madrid.

A una nariz – Quevedo

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un pez espada muy barbado.

Érase un reloj de sol mal encarado,
érase un alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón mas narizado.

Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísima nariz, nariz tan fiera,
que en la cara de Anás fuera delito.

Impactos: 0

Te sugiero seguir leyendo...
He salido a la calle, sigue vivatodo allí sigue igual, la misma gente,el mismo caminar, la misma fuentey el agua resbalando siempre activa.siguiendo la corriente.Y he subido a otra calle, la siguiente,y otra más y otra más, siempre…