PRESO DE CONCIENCIA

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

Retire usted su ofensa, no consiento
que nadie a mi me llame calavera,
se suba sin permiso a mi pechera
y envíe a mi persona a tomar viento
cual fuera una cualquiera.

Disculpe señor juez, si he sido malo
hoy vengo aquí a contarle por qué ha sido,
se trata de un mal trago que he tenido
a costa de sufrir un varapalo
y es él quien me ha perdido.

Le pido comprensión, sea indulgente
vuecencia sabe bien que yo no miento,
pues tuve un arrebato en un momento
no pude controlar, vino de frente,
y bien que lo lamento.

Comprendo que yo soy un tipo raro
que echando va suspiros en el viento,
se acerca a los altares de un convento
pidiéndole al buen dios le dé su amparo
sin arrepentimiento.

Mis padres me educaron bien de niño
y hoy dicen todo aquello fue un fracaso,
¿a quién obedecer, debo hacer caso?
no puedo desprender de su cariño,
posible di un mal paso.

Pues dudo si lo que hago es lo correcto,
cautivo, sigo escaso de paciencia,
amañe usted un poco la sentencia
tratando de argüir algún defecto,
soy preso de conciencia.
©donaciano bueno

Cita, significativa, a tuitear Clic para tuitear
poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética