PROGRE, PROGRE…

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

Yo soy muy bueno, yo abro mi casa
para el que es pobre, para el hambriento,
para el que llega, para el que pasa,
que me suplica con otro acento,
el que no paga o el que se atrasa.

Cuando me entero de algún lamento
sufro en silencio, mi alma se abrasa.

Yo me revelo a las injusticias,
que me producen sabor amargo,
los atropellos, las inmundicias,
de la miseria yo me hago cargo.

Vivo la pena de aquel que sufre
como si fuera yo el que sufriera
el fuego amigo donde el azufre
se regodea que alguno ardiera.

Y si me piden un donativo
respondo raudo que yo quisiera,
hago bastante que aun sigo vivo,
no llevo nada en la faltriquera.

Yo soy muy bueno, yo abro mi casa
para el que sufre. Y esto no es guasa.
Espero entiendan que yo a mi hacienda
cuide con mimo, que la defienda.
©donaciano bueno

No es lo mismo predicar que dar trigo- Clic para tuitear
pág. anterior
siguiente

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of