¿QUIÉN LO DIJO? GAMONEDA

Luz Méndez de la Vega (poeta sugerido)

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

¿Quién lo dijo? Lo dijo Gamoneda.
Y es el pueblo además quien lo bendijo.
Que la culpa la tiene la moneda
que se mueve y que quieta nunca queda,
la que tiene las llaves del cortijo.

Que el sistema llamado democracia
se asemeja algo más a dictadura,
y parece que al mismo no hace gracia.
Se aproxima algo más a una falacia
a una especie de farsa o de locura.

Pues produce a la vez un sufrimiento,
al saber que el dinero es el que manda,
y se presta a crear resentimiento.
Quien carece lo troca en un lamento
si él no puede tocar en esa banda.

Si eso fuera verdad no es menos cierto
sin mandar si alguien puede no se queda,
aunque fuera que el mismo ya esté muerto.
Todos quieren labrar en ese huerto,
lo diga Agamenón o Gamoneda.
©donaciano bueno

Qué tendrá el poder del dinero que tanto lo critican y todos lo añoran? Clic para tuitear

Antonio Gamoneda es uno de esos gurús que cada vez que habla sienta cátedra para una gran cantidad de seguidores, generalmente de izquierdas. “Tenemos una democracia política que alberga una dictadura económica. Y todos dicen amén al sistema. Eso provoca que el sufrimiento permanezca”. Amén.

¿Conoces a Luz Méndez de la Vega? Lee/escucha algunos de sus poemas

Luz Méndez de la Vega

Pronto fui expulsada
del coro de las voces claras,
cuando ya había
perdido el derecho
al canto del solo.

Colgué al hombro
mi voz
–agria y ronca–
como un arma,
y me fui
por los caminos
transitados por el grito.

De allí, también,
salí proscrita
por mi voz opaca
incapaz
de alturas y violencia.

Desde entonces,
camino por extravíos
con mi voz
muerta
atada al cuello;

e, inútilmente, trato
–muda para siempre–
de hablar, cantar
o gritar
con torpes gestos.

Anticipo

Porque eres viajero
mi amor siempre tiene
dolor de adioses.

Un día te irás.
Pasajero huésped,
te esconderán otras caras,
otros nombres 
y otros brazos.

Una postal vendrá
desde remotos paisajes.
Retratos tuyos me traerán
un eco de tu mirada azul
que temblará en mis manos.

Te irás porque eres marino
perseguidor de horizontes
en tu alucinada brújula
de nortes imposibles.
Te irás y lo nuestro
será sueño y olvido.

Por eso
no me preguntes,
ahora,
por qué mi amor
siempre tiene
dolor de adioses…

Brujería inútil

Hoy hice la brujería
que me recomendó Marien:
‘Para estar segura de olvidar,
-me dijo- la receta es estupenda,
al momento mismo
lo dejas de amar…’

Yo seguí la fórmula exacta,
paso a paso:
Con precaución vedada de ceremonia,
bajo la luna llena,
y en un sitio solitario,
a las doce en punto de la noche,
di fuego a un mechón de tus cabellos,
diciendo: ‘¡Vete! ¡Vete de mí,
maligno amor que me hieres!’

Y, al instante, la brujería rompí
y me quemé las manos
sacando de las llamas
el trozo medio encendido
del mechón de tus cabellos.

De todos modos ¡Bien sabía!
que era inútil la brujería
del consejo de Marien;
porque a un amor
como el tuyo y el mío
ni brujos ni diablos
ni psiquiatras 
pueden ¡tan fácilmente!
borrarlo.

El gato negro

Ónix y jade.
Lagunas verdes
que fosforecen
en la sombra
del ébano arqueado.
Reposo de terciopelo.
Garra afilada
bajo la nocturna seda.
Elástico resorte
presto para el salto,
desde el perezoso desmayo
de la siesta ronroneante.

Igual que el gato
enroscado
en el sofá de raso
de la alcoba;
en silencio,
ovillado
sobre el tibio cojín
de mi carne,
inesperadamente,
ágil brinca
el deseo,
cuando más dormido parece.

El milagro

Mano,
labio,
sexo trémulo.
Tirano impulso
de imposibles.

La caricia y el beso
-minúsculos prodigios-
certeros quiebran
la dura soledad
que nos circunda.

Y,
bajo nuestra piel
amurallada de silencios
hacen nacer un dios
de cegadora lumbre
que,
a su fugaz dulzura,
borra
la eterna angustia.

Rescate

‘Ya vendrá un viento fuerte
que me lleve a mi sitio’
León Felipe

En el camino de los vientos
espero.
Bajo el ancho cielo,
mar adentro,
con las velas tendidas,
espero.

Porque has de venir
‘viento fuerte’
y yo estaré presta
para el tormentoso viaje
-timonel alerta-
que no pierda tu rumbo
viento rescatador
de inmovilidad de siglos.

Impactos: 223

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
  Subscribe  
Notify of
Te sugiero seguir leyendo...
Mi tierra no es mi tierra es nuestra tierra,que haber nacido allí no es un derecho,ni es justo que se intente sacar pecho.Y aquel que…
Abrir el chat
1
Hola! ¿amas la poesía? ya eres mi amigo. Te adelanto que mis poemas pueden ser reproducidos sin previo aviso siempre que me cites. ¿hay algo que te gusta/no te gusta/sugerencias? Anda, dímelo. Te escucho!
Powered by