ROBAR ESTÁ DE MODA

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Leer otros poemas de HUMOR
 

Que hoy robar está de moda,
no hace falta ser trilero,
pues la magia del dinero
hace a la bondad beoda.
No entiende de condición,
cuanto más ricos, mas roban
y las vergüenzas ahogan
con solo pedir perdón.

¡Qué promiscua es la ansiedad
que a todos les contamina!
¡qué fuerza tiene esa mina
que hasta al bueno hace mendaz!
Que hoy publicar sus andanzas,
sus fraudes y fechorías,
suman morbo a las sequías
y hasta se prestan a chanzas.

Y si no ya habrá algún juez
que sea benevolente,
eso sí, si es conveniente
para su propio interés.
O irás a televisiones
donde sois muy bienvenidos
por bufones mal nacidos
que os darán sus bendiciones.

Mas presta bien tu atención,
que el robo ha de ser sonado,
si se trata de un puñado
llevas ya tu perdición.
Y por si algo hay, no te encaja,
sugiero tengas presente
que aquí no hay nadie inocente
pues se trata de hacer caja.

¡Que hoy robar está de moda,
quien no puede, que se joda!
©donaciano bueno.

Comentario del autor sobre el poema: Antiguamente existía la moral personal y el rechazo social. Hoy da la impresión de que a los ladrones, sobre todo a los de guante blanco, se les mira con envidia.

Monólogo de Segismundo de Calderón de la Barca

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!

A %d blogueros les gusta esto: