TOCAR DE OÍDAS

 
Ayer me encontré en el bar
a un tipo muy desgarbado
que sentose allí a mi lado
y se puso a conversar.
 
Yo, como soy educado,
no me quise levantar
y después de presentar
le saludé con agrado.
 
Me dijo gustaba hablar
pues que él era un ilustrado,
y en mi se había fijado
para poder platicar.
 
Yo le escuché atentamente
mientras él me repetía
la cultura que tenía
y acumulaba en su mente.
 
Me habló de sí, de sus viajes,
tesis de filosofía,
de la fama que él tenía
y otros temas sin ambages.
 
Y llegado a este momento
vi que de oídas tocaba,
los vapores que exhalaba
que salían de su aliento.
 
Le dije, gracias usía,
levanté y alcé el sombrero
soportando el aguacero
esperando su amnistía.
 
Nunca más desde ese día
por allí le he vuelto a ver
Si llega me echo a correr
o llamo a la policía.
©donaciano bueno
 [catposts name=”http://wp.me/p78yIL-5QJ”]

¿Auténtico decís? – Joaquín Sabina
Para Nito y Mayang
¿Auténtico decís? ¿la parte? ¿el todo?
¿el pródigo, el sonámbulo, el bocazas?
¿el doble de su doble? ¿el que me apodo?
¿caldo queréis? aquí tenéis cien tazas.
No miro lo que veis, os lo juro,
aunque pise adoquines parecidos,
los comodines en un cuarto oscuro
se ocultan al final de los envidos.
Soy uno prescindible, otro insensato,
seis cara, cinco cruz, trece dependen,
nueve que no se venden tan barato,
siete que ignoran más de lo que aprenden,
ocho que cuando atacan se defienden
y dos que escriben por pasar el rato.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Impactos: 3

1
Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Donaciano Bueno Diez Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Donaciano Bueno
Member

Cuídate de quellos que de entrada van predicando sus bondades

Te sugiero seguir leyendo...
Un poema es un trayecto a la aventuraque empieza sin saber si en el caminovan a encontrarse abrojos. Y el destinoha de hacer muy pesada…