BENDITOS SOPLAMOCOS!

Juan Manuel Calvo (poeta sugerido)

benditos soplamocos
EL POEMA Lee otros poemas de INFANCIA

 

De niño me endosaban soplamocos
y es hoy que ya soy viejo lo agradezco,
y empiezo a sospechar si aún los merezco,
que nunca me olvidé sorber los mocos,
y de ello me entristezco.

Mi madre era muy ducha en los cachetes,
mas a ellos se aplicaba con cuidado,
si acaso no le daban resultado
me hacía un retortijo en los mofletes
o el culo me ponía colorado.

Mi padre solo usaba reprimendas
y a veces repartía los capones,
a tono con sus santas maldiciones,
no había ni admitía componendas
sacando a pasear a sus razones.

Mas supe pues mis padres lo decían,
y amén que lo dijeran demostraron,
que aquellos los azotes con que honraron
así fuera mayor me servirían
y en esto sí acertaron.

Mis padres se ganaron mi respeto
el tiempo que habitaron esta estancia.
Dejar quiero hoy patente en la distancia,
tal suerte por si ocurre que algún nieto
se aplique a la sustancia.
©donaciano bueno

Entre la letra con sangre entra y la permisividad hay un trecho? Clic para tuitear
¿Conoces a Juan Manuel Calvo? Lee/escucha algunos de sus poemas

Juan Manuel Calvo

Cupido

Este mundo que llega nos ha dado la vuelta.
Lo ajeno nos excita y el amor nos repele.
La luna se conforma con apagar la tele
y ver a los amantes dormir a pierna suelta.

Y el amor se complace con este nuevo apaño.
Su trabajo es más fácil, le deja más holgura
para que se distraiga. Y el amor, que madura,
ya no dispara flechas, para no hacernos daño.

El amor que no vuela se convierte en cariño,
y, desde ciego a bobo, sus sentidos apura
en busca de una nieve que cree que es armiño.

El mundo de la imagen ha roto la aventura,
y engulle lo que intuye que permanece niño.
A Cupido le han dado lecciones de cordura.

Misterio

Tu piel, cuando se aleja de mis labios,
se continúa en mí, junto a la mía.
Y, en tus ojos, lo oscuro se desvía
hasta dar luz a estos instantes sabios.

La duda rompe, y tu verdad, rotunda,
rescata los misterios de la vida.
La soledad, que ahora es compartida,
resucita el placer y nos inunda.

¡Cuánto tacto en la vida que despunta
en los dedos que buscan lo pequeño!
Qué maravilla esta ilusión que junta

hasta sentirse sueño de otro sueño
y respuesta del beso que pregunta
cómo continuar en este empeño.

Nevará sobre nosotros…

Nevará sobre nosotros el tiempo, poquito a poco.
Seremos, sin darnos cuenta, criaturas invernales.
Frío y viento por doquier, color de luna en el aire.
Nos sorprenderá el deseo de inventarnos en los otros.

Los recuerdos en los nidos del árbol de la memoria
Iniciarán ya sus vuelos incipientes y traviesos.
Las ramas viejas del árbol se irán acercando al suelo
Y confundirán con flores los colores de sus hojas.

Inventaremos pasados más bonitos que los nuestros
Y habitaremos en ellos situaciones tan reales
Que, de tanto ir y venir, nos acabarán sabiendo

Como se saben las cosas que en el fondo no se saben.
Cabalgaremos caballos que atravesarán el tiempo.
Y, al galope, llegaremos a no conocer a nadie.

ESTRAMBOTE

Arriba queda el fuego, lo que no es agua,
la energía que gira en remolinos
mientras decanta el ser.
De la humedad del agua y de su propio nombre
nacen maravillosas criaturas.
El agua grande y quieta es el reflejo oscuro
de la energía y la luz.

Cuando se abre la concha y nace el mundo,
la serpiente se ondula y se desplaza
y sus plumas de cielo piden agua.
Nace el número cero como centro.
Nace el poder que asume de la altura
su soledad de luz, y enturbia el agua.
Y la serpiente se convierte en piedra
y el rito se hace miedo y a voz grito.

Las hormigas del silencio van afilando la noche.
Costureras de senderos, tienden redes intrincadas
para atrapar los destinos que han crecido demasiado.
la noche se ha ido cerniendo por un colador de estrellas.
Ahora es solo noche y hiela.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Impactos: 80

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
  Subscribe  
Notify of
Te sugiero seguir leyendo...
Yo un día salí en busca de la vidacreyendo que la vida me esperaba,al ver que la parada no encontrabame tuve que volver a la…