OBEDIENCIA CIEGA/

Rómulo Bustos (poeta sugerido)

EL POEMA Lee otros poemas de INFANCIA

 

El cura dice, niño, no hagas esto,
los padres, cuida chico no hagas lo otro,
comprueba lo que comes indigesto,
si juegas tú pudieras con tu escroto
mear fuera del tiesto.

No seas tan travieso, tú hazme caso,
aprende a comportarte más formal,
no actúes cual si fueras un payaso,
no seas tan inquieto y carcamal,
que ya se colma el vaso.

Pues debes de hacer caso a tus mayores,
comprende que ellos lo hacen por tu bien,
y presta la atención a profesores,
diciendo a lo que digan siempre amén,
pues que obras son amores.

Y hoy debo confesar que traicionado,
me empiezo a resistir a mi pesar,
a ser cual conejillo aleccionado
pues dicen que hoy debemos de cambiar
y aquello han olvidado.
©donaciano bueno

Las filias o fobias de los mayores no se deben trasladar a los niños, o no? Clic para tuitear
¿Conoces a Rómulo Bustos? Lee/escucha algunos de sus poemas

Rómulo Bustos

 CRÓNICA DEL ÁRBOL DE AGUA

Un día
Dios sembró un árbol de agua
                                       para que lloviera
Tomó lágrimas suyas y las sembró
Y vio Dios que era buena la tierra del cielo
para sembrar la lluvia
Y hubo así estaciones
Y cada cierto tiempo
el viento que agita las alas de mil ángeles
estremece el árbol y sus hojas se esparcen
                                                    sobre la tierra
Entonces comienza el invierno
Y nosotros ponemos ollas y cántaros para recoger
                                                                                   la lluvia.

MONÓLOGO DEL VERDUGO 

Cuando el rey baja la mano
debo entender que hay que aniquilar a la víctima
Si la deja a media asta
se trata entonces de una mutilación simple
Si un poco más abajo de una mutilación doble
Ignoro si alguna vez ha levantado la mano
                                                                     absolutorio
Diarias son las inmolaciones. Los días
no son menos violentos que las noches
¿Llegará un descanso para mi fatigado brazo?
En verdad no soy mejor ni peor
                                        que el resto de los mortales.

CRÓNICA DEL MEDIODÍA

La luz se empoza en los techos de zinc
Un pájaro canta
Y su voz es un hilo tendido entre el pico
y el color amarillo que ha hecho nido
                                                    en lo alto
Sería dichosa la madre
si sobre él pudiera tender la ropa recién lavada
Cuando el pájaro acabe de cantar
podría venirse abajo el cielo.

DE LA DIFICULTAD PARA ATRAPAR UNA MOSCA

La dificultad para atrapar una mosca
radica en la compleja composición de su ojo
Es el más parecido al ojo de Dios
A través de una red de ocelos diminutos
puede observarte desde todos los ángulos
siempre dispuesta al vuelo
Parece ser que el gran ojo de la mosca
no distingue entre los colores
Probablemente tampoco distinga entre tú
                                                    que intentas atraparla
y los restos descompuestos en que se posa.

PALENQUERAS

Mujeres grandes que llevan
tesoros blancos en los dientes
Sentadas parloteando en lengua extraña
como enormes diosas ya olvidadas
Acaso mejor que el sabio
conozcan sus cabezas
el peso exacto de las cosas del mundo.

SÓLO ME ES TUYO TU INDESCIFRABLE

escándalo de luz, el lujo
de tu enigma
¿Cómo no temerte?

CRÓNICA

A los pocos días de nacido apareció el demonio
Se posó sobre el cabezal de la cama
siguiendo con su pico el movimiento de mis ojos
Una vez más
madre lo espanta con un grito en medio
del recuerdo
y agrega sonreída:
‘ahora estarías ciego, hijo mío’
‘sí, madre¡ – digo
Mirando fijamente el vacío horizonte.

CUENTO

Me pregunto ¿Por qué escribo poesía?
Y desde algún lugar del misterioso bosque
(de ese otro cuento que en vano estoy tratando
de escribir en este poema)
responde el lobo
moviendo socrático la peluda cola:
Para conocerte mejor.

POETA

Sospecha de mí

Es sano sospechar de un poeta
que ha publicado su sexto libro
Mejor aún
sospecha a partir del tercero

Tout le rest pudiera ser literatura
Trampa
Lánguida hipoteca al oficio

Pronto habré publicado el séptimo

Juro que no soy Pedro
pero ya he negado seis veces
Y aún no canta el gallo.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 3)

Impactos: 173

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notificar a
Te sugiero seguir leyendo...
Nadando entre dos aguas las bodegas,antiguas catacumbas del buen vino,hoy miran al que cruza en su caminotratando de penar sin poner pegasconscientes que en su…

Vale. Pongamos, no te gusta lo que escribo. Pero ¿a qué perder la oportunidad de leer entre
más de 20.000 poemas de reconocida autoría? Prueba a buscar tu poeta preferido.

¿Qué hay de nuevo?
X myStickymenu