Estefanía Cabello (poeta sugerido)

OPOSICIONES PARA SANTA/Donaciano

EL POEMA Lee otros poemas de INFANCIA

 

Mi madre, la que un día me pariera,
mi madre más que madre era una santa,
la veo y se hace un nudo en mi garganta,
pues siempre yo la tuve prisionera.

Admito le causé más de un sofoco
pues que ella no aceptaba le mintiera,
si caso no le hacía y reprendiera
directo propinaba un soplamoco,

soplillo, rapapolvo o un capón,
tirón, mientras gritaba, en las orejas,
metiendo con cariño entre las rejas
fingiendo no tuviera compasión.

Y yo, que aunque pequeño, ya era un pillo
corría a refugiarme en su regazo
pidiéndole perdón con un abrazo
mirando desde un ojo en el rabillo.

La misma a la que yo hice que sufriera
que siempre me arropaba con su manta,
haciendo oposiciones para santa
¡qué pena fue, que un día se muriera!
©donaciano bueno

Amor de hijo? Clic para tuitear
POETA SUGERIDO: Estefanía Cabello

Estefanía Cabello

TURISMO DE EXTERIORES

la tierra conoce tambores secos
que retumban como moscas.
Túmbate en la hierba,
observa cómo las mentiras
crecen bajo tus manos.

*

Ven a morir a algún rincón de la ciudad
donde aún florecen niños inocentes
y jazmines clavados por el centro.

*

Un niño tierno como un regazo de pan se abre ante ti
y quieres mostrarle que no hay redención
pero callas
porque quizá en eso consista la vida

ÁRBOL GENEALÓGICO

en las paredes del pasillo un papel amarillento avisa
“árbol genealógico”.
La mancha nutre el centro
y se descompone por los márgenes,
llego al borde con mis dedos
y comprendo entonces
que el miedo tiene caminos diversos y alargados

RECICLAJE NATURAL

Multiplico mi persona,
me persigue el miedo.
Multiplico las posibilidades
de estar viva:
ensancho la palabra amar.

Busco el norte en el corazón de los árboles.
Hago el camino más fácil a la destrucción.
Multiplico las posibilidades,
me hago más débil,
como una réplica lejana
que se adentra y se pierde en el eco
del bosque, que es ya eco del bosque.

Amo, me multiplico,
abro un sendero para la destrucción.

ÚNICA ZÜRN SOBRE FONDO DE PRIMAVERA

He abrazado a Única Zürn en suelo extraño.
Me pareció una mariposa muerta
de la que se desprenden las alas poco a poco.

Yo sí habría sostenido tu miedo junto al umbral de la puerta, te
habría dicho ven, túmbate aquí
te dibujaré cruces en las palmas de las manos
para entender mejor las diferencias entre los sexos.

Sé que la soledad se nos antoja noble si estamos solas
pero se me antoja más noble cuando no dices nada
si, al menos, me devuelves la mirada
de animal asustado por la tormenta.

A todas mis historias le habría puesto tu nombre si te paras
aquí conmigo a mirarlas con tus ojos que saben cómo
nombrar la oscuridad.

Desde una edad tardía avisaste:
el mundo puede morir en un incendio,
arderé antes de que eso suceda.

Las cenizas hablarán de la vida más allá de la vida.
La vida no es suficiente para hablar de la vida.

A todos los críticos que decían que en ti no había locura, si no elección estética,
¿puede elegir la grieta no formarse
y el mudo, no hablar?

INSOMNIO

Sientes un impulso de quedarte desnuda
en mitad de la habitación,
de sentir el peso de tu cuerpo
contra la moqueta del suelo,
de tocar tu piel antes
de que sea invadida por la nada.
Los segundos corren.
Obediencia y gracia,
una orden que no sabes de dónde viene.
Te quedas quieta,
fijas los ojos de cristal en el cristal.
Afuera comienza a besarte lo oscuro.

Lo que te hace vulnerable

abrazar la palabra hogar
en cualquier hueco del mundo,
estrechar dentro de ti a multitud
de cuerpos que se aman.

Rumiar
cólera y paz
a un mismo tiempo.

Quem dicere nolo / nomine

I
Si digo herida, estoy creando la herida,
¿por qué solo se puede salir de la palabra
humano para hablar del egoísmo?;

¿Qué es lo que queremos?
¿A qué nuestra soledad
fagocitando constantemente
otra soledad?

Id hacia la vida
como si uno de verdad amase
algo/a alguien
más allá de uno mismo.

II
Desheredada de la tierra,
que niega conocerme.

Desheredada de los halcones,
de la palabra libertad:

el idealismo tiene un nombre demasiado grande
y se baña en sangre todos los días.

III
Hay tan poco que decir y tan pocos lugares
donde poder decirlo.
Desde el río Vístula a la derecha
mis palabras son sueños atrapados
de personas que ya no están.

IV
Conquistad el palacio de invierno,
ganaréis el tiempo después
de vuestra consecución.

Las huellas de los cuerpos entran hasta la arena
es difícil saber cuándo uno comienza a ser arena,
pero, ¿y nombre?
(inéditos)

Te sugiero seguir leyendo...
Imagínate, dulce, amada mía,que un día me encaramo a tu jardín,la flor que duerme, al…
Scroll Up