IGUAL QUE UN ESTROPAJO

EL POEMA Leer otros poemas REFLEXIVOS

 

Yo, que vine a este mundo sin saberlo,
sin que nunca pidiera o consultara,
cual bulto sospechoso de estraperlo,
sin siquiera comerlo ni beberlo,
cual cerdo en una piara.

Yo que anduve marchando siempre a gatas
que pasé media vida aquí silbando
entre el ruido apestoso de las ratas
apoyado mi cuerpo a cuatro patas
y siempre resbalando.

Que no quise admitir que no era nada
pretendiendo subirme en las paredes,
el que anduvo siguiendo a la manada
sin salirse jamás de la cañada,
preso en sus mismas redes.

Supe un día que el mundo cambiaría
presintiendo se iría en un atajo
arrastrando en el cieno cuesta abajo
y al final del proceso quedaría
igual que un estropajo.
©donaciano bueno

Di si te gusta Clic para tuitear
pág. anterior
siguiente