MI BENDITA FUENTE

EL POEMA Lee otros poemas sobre NATURALEZA

 

CALMA
Salgo a la calle, mi fuente
reza en silencio, rebota
con su repique insistente
sobre el petril gota a gota.

Muestra un susurro ferviente
sembrando paz nota a nota
al ritmo que la simiente
en el surco cae y trota.

Allí el entorno levita
adornando a un sol fulgente
junto a la fuente bendita
siempre amable y sonriente.

Todo es calma. Y es que ausente
la tarde ya en su derrota
dormita plácidamente,
da un estertor y se agota.

TORMENTA
De repente, es de repente
que ruge, el cielo alborota
con sus llamas el ambiente,
la lluvia baila una jota

y hunde el cuchillo. La gente
va saltando cual pelota,
resbalando en la pendiente,
da un estallido y explota

con furia asaz estridente.
Surge el viento y su fiereza
hincando el diablo el tridente
con su malsana crudeza.

En el río la corriente
un juramento barbota.
Yo pido a dios que, clemente,
repare a mi fuente hoy rota.
©donaciano bueno

¿Te atreves a opinar ? ¡Anda, hazme un favor! Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of