UNA CALLE CUALQUIERA/

Ulalume González de León (poeta sugerido)

* Todos los derechos de los poemas publicados pertenecen a sus respectivos autores.
EL POEMA Lee otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

La calle no es de nadie, que es de todos,
-ser libre es circular por las aceras-,
no existen ni fronteras ni alambreras
tratando como hermanos a los codos.

La calle es como un pájaro que vuela,
un barco que navega a la deriva,
que viene y va y se muestra permisiva
y va cantando al ritmo de la suela.

Del templo es libertad, es tolerancia,
es un himno, es la letra de un poema
que aun pervive salvada de la quema
de quien quiere hacer de ella su estancia.

La calle tiene marcha, tiene embrujo,
tiene magia a la luz de las farolas,
en las noches de invierno siempre a solas,
con la sombra del pobre y con su orujo.

Que mantiene feliz la compostura,
tan coqueta y a veces descarada,
no se priva de echar una mirada
a las niñas a fuer de ser impura.

Para todos la calle le acompaña,
no pregunta ni pone cortapisas,
se acompaña con gusto con las prisas
y en su salsa se encuentra en la maraña.

Las calles son las venas y su sangre
somos quienes andamos con las penas
que vamos al salir de las colmenas,
debemos impedir que se desangre.
©donaciano bueno

¿Conoces a Ulalume González de León? Lee/escucha algunos de sus poemas

Ulalume González de León

Cuento

Se enamoró de Aquiles la Tortuga
y fingió huir de él para atraerlo.

Cuenta el cruel Zenón que esa tortuga
no perdió nunca la virginidad.

Pero Cantor,
Bolzano,
Weierstrass,
rehabilitaron para siempre al héroe.

Otra versión (no menos conocida)
asegura que éste no alcanzó a la Tortuga
porque el tendón de Aquiles se torció en la carrera.

Cuerpo entero

Separar el tacto de las manos
hacia un repertorio disidente
de ejercicios de menos

Tocar sólo tu voz
Después: sólo tu olor
Después: sólo tu luz

Después:
lo inacabado en tu presencia
un desconocimiento.

Y volver a calzarme el tacto
para tocar tu cuerpo
para tocar en tu desnudo
lo desnudo también de desnudez.

Dijo Pavese

La primera vez
para nunca fue.

La primera vez
sera
para siempre
la segunda vez.

Después,
corregida,
aumentada,
la primera vez
será nada.

Después:
siempre en vez de
siempre en vez de
siempre en vez.

El amante

Mientras besaba a Rosalía
notó que de ella nada había:
ni tronco, ni cabeza, ni miembros… pero esos
detalles olvidó y la cubrió de besos.

L’esprit de la langue

No podrías hablar en pájaro
No podrías hablar en viento
No podrías hablar en mar
Te faltaría
creo
l’ esprit de la langue

Lo que han dicho la ola el aire el mirlo
no admite discusión

Tú en cambio tuerces
retuerces las palabras

Love nonsense-suite

1
Creí ver un torrente detenido
vivo cada salmón a medio salto
Pero miré mejor y vi que era
un beso hacia el oeste de tu llanto
“Si lo tomo” me dije “convertiré en ahora
las pérdidas constantes de ser algo”

2
Creí ver lo que sobra de tu sueño
fmgirse lo que falta de tu sueño
Pero miré mejor y vi que era
una arruga en el tiempo haciendo tiempo
“Sin la voz de mi voz” me dije “cómo
callar este silencio del silencio?”

3
Creí ver una puerta que llevaba
desde ninguna parte a alguna parte
Pero miré mejor y vi que era
un hueco entre mirarte y no mirarte
“Un aquí en vuelo” dije “vale más “
que cientos de seguros todaspartes”

Lugares

No sé donde está el árbol
que me hace estar tán lejos
ahora que se acerca

No sé si yo lo traigo
o si es él quien me lleva

Un hilo desde el fondo de su tiempo
tira de mí y me arrastra

mientras tiro de un hilo
para arrancarlo al fondo de su tiempo

Él llega -árbol entero
Yo de mí misma falto

La memoria nos cambia de lugares
sin movernos de nuestros sitios

Nonsense suite

I
A veces uno se encuentra
con alguien que no está allí
y que al día siguiente otra vez no está allí
y uno se pone a desear
que ese alguien nunca se vaya
para poder no verlo siempre

2
Fui a visitar a nadie
en su casa vacía
y nos dijimos nada

Le di lo que no tengo

Esto pasó mañana

3
Apenas era: era
un umbral no cruzado
Las ganas de saltar
de este lado a aquel lado

Si no hubiera otro lado?
las ganas de saltar
Y perdidas las ganas?
El salto para atrás

4
Corrían tras las palabras
que corrían tras sus sentidos
que corrían

Nadie alcanzó a nadie

Todos corrían por espacios separados
Todos envejecieron.

Palabra

Pronunciada palabra
tán sola
tán desnuda:
regrésate a vestirte de indecible.

Problema

Calcular
(dado el producto de la multiplicación de las caricias
el número de golpes de ala por segundo con que la pasión
compensa el peso de los cuerpos
la velocidad adquirida al pensarnos
la resistencia del aire a todas nuestras iniciativas voladoras
el intervalo admisible entre la temperatura máxima y la
temperatura mínima del deseo
las intermitencias con que fabricamos nuestra continuidad
el margen de error tolerable para un ingreso simultáneo
en el olvido que sabes
las probabilidades de reincidir por falta de recuerdo
la mayor o menor necesidad de un postre metafísico al
banquete carnívoro
el porcentaje de limaduras virutas rebabas que pueden ser
recicladas in situ
y la fuerza de gravedad de toda alegría
y la trayectoria asíntota al más estrellado techo)
la condición necesaria y suficiente de este amor.

Propiedad de concesión

De algún modo
sumando nada y nada
tengo todo.

Sueños?
Cosas?
O un puente
entre cosas y sueños?

De algún modo
todo se acabará y al mismo tiempo:
lo de afuera y adentro.

La calle – Octavio Paz

Es una calle larga y silenciosa.
Ando en tinieblas y tropiezo y caigo
y me levanto y piso con pies ciegos
las piedras mudas y las hojas secas
y alguien detrás de mí también las pisa:
si me detengo, se detiene;
si corro, corre. Vuelvo el rostro: nadie.
Todo está oscuro y sin salida,
y doy vueltas y vueltas en esquinas
que dan siempre a la calle
donde nadie me espera ni me sigue,
donde yo sigo a un hombre que tropieza
y se levanta y dice al verme: nadie.

Te sugiero seguir leyendo...
Arañando la mente en la memoriacomo escarba la escarcha y nace el fríoha podido sentir…
Ir al contenido