DEL MIEDO Y SUS CIRCUNSTANCIAS

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas de PERDÓN

 

Recuerdo aun con temor, yo era un miedoso,
después le fui robando el miedo al miedo,
defiendo aquí mi honor, que era un mocoso
plantado frente a un hecho misterioso
viviendo en un enredo.

Mas eso se esfumó, pasado el tiempo,
-el miedo aquí os recuerdo es de ignorantes-;
así que se convierta en un lamento,
no encuentra fundamento ni sustento.
Los miedos, delirantes,

frecuente la antesala son del susto,
y atraen a la angustia y el terror,
-con miedo no se puede estar a gusto-
causantes las más veces de un disgusto,
se nota en el sudor.

Los miedos cuando hay luz ya desentonan,
llegó la juventud y allí se curan,
después la madurez, se envalentonan,
un poco más allá y ni se mencionan
y al fin ya se sulfuran.

Recuerdo hoy con temor, yo era un miedoso,
aquello ya pasó, que ha muchos años,
de aquel que era episodio tan penoso
aun queda en mis entrañas un buen poso,
a qué llamarse a engaños.
©donaciano bueno

El que no haya tenido miedo que levante la mano Clic para tuitear

José Emilio Pacheco

Presencia

¿Qué va a quedar de mí cuando me muera
sino esta llave ilesa de agonía,
estas pocas palabras con que el día,
dejó cenizas de su sombra fiera?

¿Qué va a quedar de mí cuando me hiera
esa daga final? Acaso mía
será la noche fúnebre y vacía
que vuelva a ser de pronto primavera.

No quedará el trabajo, ni la pena
de creer y de amar. El tiempo abierto,
semejante a los mares y al desierto,

ha de borrar de la confusa arena
todo lo que me salva o encadena.
Más si alguien vive yo estaré despierto.

No te pierdas todas las Noticias de hoy sobre Literatura
poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética