SOBRE EL AYER

Mi Poeta sugerido: »Leonidas Pallares y Arteta

EL POEMA Lee otros poemas REFLEXIVOS

 

Ayer, ese ayer que ahora no existe,
y que nunca alcanzará a un nuevo día,
que murió sin saber por qué moría,
ya no sufre y por tanto no está triste
pues no puede sentir lo que sentía.

Su memoria al pasado se resiste,
el pan, duro quedó de aquella hornada
y el deceso le arrastró a otra jornada
que aun antes de vestirse se desviste,
tampoco existe ya, no queda nada.

Y otro día vendrá. Y en un despiste
comenzará de nuevo la alborada
y sin mordisco dar a la tajada,
del tiempo el medidor con arma en ristre
llegará para darle una patada.

Y en la rueda con vueltas ya medidas
otra muesca a añadir a la canana,
¿un minuto más, un día, una semana?
el ayer no ha de curarte las heridas
lo que cuenta es el ahora y el mañana.
©donaciano bueno

Un día ¿qué es un día? Antes de amanecer casi ya anochece.

POETA SUGERIDO: Leonidas Pallares y Arteta

Leonidas Pallares y Arteta

Rimas

I
De las quimeras que forjó en mi mente
el amor inspirado por la gloria,
sólo quedó la sombra de un recuerdo
flotando como un sueño en mi memoria.

Crepúsculo del alma es el recuerdo,
que va formando la ilusión perdida,
cuando se pone el sol de la esperanza
tras las doradas cumbres de la vida.

IV
Un enjambre de estrellas inocente
juega en el fondo azul de la laguna
y la noche estival cubre mi frente
con un velo de rayos de la luna.

Cae el rocío en blanquecinos rastros
al entreabierto cáliz de las flores,
cual luminoso llanto de los astros
en ideales diálogos de amores.

¡Dulce es soñar y padecer a solas,
cuando callan los pájaros y el viento
y en urnas de cristal duermen las olas
y en recuerdos se aniega el pensamiento!

V
Hay un desierto inmenso y aterido
a do las almas huérfanas se van
cual aves desterradas:
es la región estéril del olvido
que no alumbran del sol las llamaradas
ni estremece la voz del huracán.

Aire de sueño esa pampa orea,
despiden secas yerbas acre olor,
brilla luz de miradas;
de negro peñascal lento gotea
un manantial de lágrimas heladas
y susurran gemidos de dolor.

Caravana de sombras va cruzando
las triste soledad de esa región
y en bulliciosa danza,
bellísimas mujeres van llegando
que vienen a enterrar nuestra esperanza
en el mismo ataúd del corazón.

VI
Han pasado los años cual las hoces
que van segando mieses
y forman las memorias de mi vida
una larga cadena de reveses.

Sobre escombros de muertas esperanzas
que el tiempo ha amontonado,
melancólicas sombras atraviesan,
con el rostro de lágrimas bañado.

Son los recuerdos… Lúgubres viajeros
que atraviesan las ruinas
y que el paso detienen, jadeante,
porque les hacen sangre las espinas.

Pero pasan y pasan en silencio,
sin detenerse nunca…
¿Adónde irá tanta ilusión que muere,
tanta bella esperanza que se tronca?

Nunca Más

Adiós, visión que apareciste un día
como una palma al borde del camino,
para dar al cansado peregrino
sombra y frescor mientras la tierra ardía.

Cuando en mi pensamiento atardecía,
tú fuiste un lampo de fulgor divino;
tú en ánfora de amor me diste el vino
que restauró la vida que moría.

Demoledora eterna de quimeras,
la esperanza brutal secó esa palma
do anidaron mis aves pasajeras.

¡Y quedó triste y solo en la partida!
Ilusión, ilusión,tú eres el alma;
juventud, juventud, tú eres la vida.

Te sugiero seguir leyendo...
El agua que resbala de la fuente,insípida ¿lo ves? no sabe a nada,si tratas de…

Busca poemas entre más de 3000 poetas sugeridos

X
Scroll Up