EL SUICIDIO

Poeta sugerido: Agustín Calvo Galán

EL POEMA Lee otros SONETOS

 

Alguien pinta al suicidio como un arte,
un vivir y morir al mismo tiempo,
que un portazo a la vida es a destiempo,
de un camino que va a ninguna parte.

Una nube de dudas que al cerebro,
en eclipse total vuelve tarumba,
que enlaza al más allá desde la tumba
y de vuelta no existe ya un requiebro,

Un camino es sin fin hacia la nada,
es un descenso a un cenagal, un pozo,
lugar donde la pena suple al gozo,

Final del eslabón de una canana
del que es peregrinar tan azaroso,
de una lúgubre decisión, el poso.
©donaciano bueno

Un acto de valor o de cobardía? Clic para tuitear
POETA SUGERIDO: Agustín Calvo Galán

Agustín Calvo Galán

La poesía todo (lo)cura

Nada se vuelca en el hoy
de todo lo posible
en el aquí temerario
del tiempo labrador y
su partitura agrietada

hábitos
cicatrices
alardes

nada me pesará ya más, me elevo, me consumo:
Solo recuerdo lo anotado.

Me andamio, no vuelvo, escucho:
la poesía todo (lo)cura.

VENDIMIADOR

El poeta también va a la vendimia,
recoge frutos,
selecciona, respira hondo y
corta
el racimo
secamente,
ejecutando el drama,
lo deposita, con cuidado enfermizo
entre el resto de lo ya cortado.
Después, poco a poco,
con la paciencia necesaria,
en solitario, irá pisando versos
y transformando su cosecha.

Nada es del poeta,
salvo la transformación.
De A la vendimia en Portugal (Amargord, 2009)
***
Lo intento, zozobro cuanto sé,
dudo al inmiscuirme entre los que hablan,
como el brazalete del capitán, anunciando
una defunción,

Lo consigo, la naturaleza cruel
no sabe de mi indiferencia, bajo el bosque
yacen mis árboles,

Lo diluyo, como el helecho
en el posible fracaso de cumplir
imprevistos y promesas,

Lo administro, sabiamente alguien
me niega la redención, hablo
de comer vorazmente,

Lo eternizo, el hambre tiene
tiempos vivos, expiación,
fortuitos intentos de predecir,

Lo dudo, sin conseguir
una adaptación satisfactoria,
sin conseguir el absoluto
de procrearme en lo que escribo,
Lo que soy, someramente
enunciado, es el principio
de mí,
tanto solo como en compañía.
De GPS (Amargord, 2014)

***
Das Russenhaus, 1931

Eran tantas las ganas de encontrarte
que no veo tus pinturas,
no puedo verlas,
sólo me veo a mí misma

me estás mirando,

me estoy mirando
desde la foto expuesta
sobre el escritorio.

Dudo de mi nacionalidad,
al igual que Vieira da Silva, ¿habré perdido la mía
por haber amado a un extranjero?
Amar a un extranjero (Denes, 2014)

 – – –

Eran tantas las ganas de encontrarte
que no veo tus pinturas,
no puedo verlas,
sólo me veo a mí misma

me estás mirando,
me estoy mirando
desde la foto expuesta
sobre el escritorio.

Dudo de mi nacionalidad,
al igual que Vieira da Silva, ¿habré perdido la mía
por haber amado a un extranjero?
(Das Russenhaus, 1931)
 – – –

El sueño en una colina
que yace
sin expresión.

Lo sueño en una colina
que yace
expresándome.

El campesino ha venido hasta aquí para despertarme,
me devuelve el sombrero lleno de flores,
lo había perdido junto a su casa.
(Jawlensky und Werefkin auf der Wiese, 1909)
 – – –

Los interiores oscuros
han sido creados y
acumulan figurillas cercadas.

Los amigos se sientan, el té está listo,
la casa los recibe
ensimismados ante los ídolos
que nos pregonan su protección gestual.

Una niña mira desde afuera,
una niña que reclama nuestra atención:
ha visto a alguien tirarse a la vía del tren.
(Stillleben mit Heiligem Georg, 1911)
 – – – 

Es muy misterioso. Nuestra vida fue una vida maravillosa.
(Vieira da Silva)

Dormir en un abrazo, ser el silencio
impertinente del arca de Pessoa,
la resaca del perdedor, la tela
inflamable de la hidra y del eco.

Dormir, si fuera posible,
si descansar, si la paz fuera posible,
si morir o callar fuera posible,
si la piedra fuera láudano
para mis ojos,
si la vecindad del odio fuera solo eccema
e hipertensión,
si el silencio no se oyera, si fuera posible
no oírlo.

Si el dodecafonismo no me perturbara así.
 – – –

Hubo un segundo intento de suicidio.
(Emeric Marcier)

Lo insólito sucede al mediodía,
mientras mantienes el zumbido de las abejas entre la uña y el tejido adiposo,
mientras

los cojines y
las membranas se arquean formando un cielo ahuecado por el que transitan los insectos
del trópico,
mientras bebes el veneno, el mar tonificante, el arpegio a destiempo,

las bachianas a destiempo,
mientras, en su interior de siglos, el enigma
toma cuerpo y son líneas ocupando la totalidad
de Europa.

Te sugiero seguir leyendo...
Te buscaré algún día, aunque tu no me creas, me arrimare a tu altar recordando…
Scroll Up