NADIE ME TAPARÁ LA BOCA

Mi Poeta sugerido: »Jairo Guzmán Sosa

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

Cuando las emociones inundan los sentidos
las olas arrebatan el pensamiento al mar,
tan duro y tan difícil podrán compaginar
que ya el corazón y la razón quedan partidos.

Los argumentos serán también apercibidos,
de dolor imbuidos y aún de miseria sufrirán;
incomprendidos, algunos, al aire volarán
y en pos de la obsesión finarán de muerte heridos.

Así es la lucha entre dios, los ángeles caídos,
el bien y el mal, aquello en que se cree, el qué dirán
y en esta disyuntiva las horas pasarán
y los dos habrán de denunciar ser perseguidos.

Mas no encontrarán un juez presto a dictar sentencia,
que admita la clemencia y absuelva a la razón;
ni habrá quien, libre de culpa, alivie al corazón,
y que a la una o el otro le imponga penitencia.

Cada uno habrá de elegir aquello que le toca,
si a la cordura atender o hacerlo al sentimiento,
mas diría que traiciono a la razón, si miento,
porque a mí, nunca, nadie, me tapará la boca.
©donaciano bueno

Comentario del autor sobre el poema: El corazón y la razón frecuentemente caminan por caminos divergentes. Nunca intentes convencer con razonamientos a quien te diga que lo que él dice es porque lo siente. Es como mezclar el agua con el aceite.

MI POETA SUGERIDO: Jairo Guzmán Sosa

Jairo Guzmán Sosa

La rosa

Angel de alas
concéntricas
que son párpados
extendidos
al delirio de la nube
que hacia ti avanza
para cubrirte
con su alfabeto tornasol
de briznas de agua

Desde el cenit
te ves flotando

Frente a ti
apareces atado a la tierra
con un cordón de espinas

La tierra quiere detenerte
y tu delirio es el sol

Flotación y Gravedad
te disputan
por los dones de tu milagro
porque eres un enigma
con forma de torbellino en reposo
a cuya aparición
le anteceden las manos
que domaron a los monstruos de Arborescencia

Esas manos acariciaron la espina
y de esas nupcias
brotaste
pleno de mensajes
cifrados en tu silencio

Tu actitud
es la de quien escucha
las lisonjas del sol
el cíclope pelirrojo

Los himnos a tu fragilidad de umbela de éter
serán entonados
con acordes de rocío
cuando tus alas se desprendan
y ya no esté el altar de tu figura.

Ozono

Arcángel protector
de la pradera
donde crece
el sagrado Stropharia

Por ti
a lo lejos
la montaña
se ve azul

Gema de éter
emanado
de la pedrería celeste

Uno
en la trinidad
del oxígeno.

ENALBIS

I.
Te hablo desde un lugar sin nombre
Donde tu rostro aparece entre olas de oro

La esmeralda de los cielos es tu atuendo
Y tus brazos son ramajes de rubí etéreo

En las moradas donde se escucha tu voz
Hay un misterio transformado en canción

Tu cuerpo es tu danza y tu danza el reino
Del delirio por el que un dios resucita

II.
Vuelves a mi sueño en mi velar te veo
Avanzas entre bosques ramas de agua lianas

Espigas de trigo estelar nacen de tu canto
En torbellino de placeres ascienden los deseos

Las praderas donde late el sol ante ti se extienden
Vienes con la alegría de una fuente de pájaros

De tus bosques íntimos me llegan los sonidos del mar
Por la gracia de tu rostro me desvanezco en tu boca

III.
Con las bendiciones del azar canto en tu regazo
En los hilos de oro de tu voz se posa un pájaro lunar

Mientras los acordes celestes dan inicio a la noche
De tu figura brota una niña que cabalga un esplendor

Los volcanes del corazón deliran con tus amores
De los vértigos solares brotan los árboles que te arrullan

Te veo en un lago te veo entre la bruma te veo azul
Tú eres un relámpago un súbito de cuarzo la marea del enigma

De Voces del entresueño

ESTE CARNAVAL

Este carnaval
ganó la batalla
esparció espigas
del oro del trigo intangible
que reluce entre lo que no se ve

¿Qué no se ve?
El fotógrafo

Digamos que no se ve
el sonido del verde
excepto si percibes su olor

El óleo verde huele a trementina
y el verde ¿a qué huele?

Si vamos por las rutas del verde
volvemos al carnaval
Eso es posible por la incesante necesidad
que el verde tiene del rojo

En este carnaval
el sacrificio consiste en derramar
la leche del misterio
en los pechos de los niños asesinados

A este carnaval
sólo asisten las huestes
de los Libertinos del Rayo
danzantes al ritmo
de la palabra no dicha
sólo aprehensible
por el eros de los objetos

Y la música todo lo conecta
a partir de abismos de silencio
que todo lo pueblan
para que el ruido dance
y sea el sonido
de lo que se desvanece por fricción
pero que resucita en roce universal

En este carnaval la música es médula
y el alcohol una doncellita de oro
a quien no la salpica la sangre
de los masacrados
sino el polvo solar del delirio

Para este carnaval
sus nociones son dadas
viviendo en las moradas del relámpago
donde canta la espiga del oro imposible

Serás guerrero cuando veas fluir el oro
de las lágrimas
(De Voces del entresueño)

LLEGAN LAS MUJERES

Llegan las mujeres
a servir copas de lágrimas

para que mi bestia de luz
libe
para que el humor
haga estallar de risa
el océano negro de sus angustias

Sufren por los hombres
-sus hijos
es decir
sus novios
que rompen cítaras
en su amor-
y flotan con la mujer
que de mi sustraen
buscando la muñeca de su infancia

Carcajean cuando les digo
que no soy una muñeca
sino un burrito en el pesebre
de la niña velazqueña

También les digo que serán mis hijas
cuando logren que una rana cabalgue un cuervo
con placer inaudito

Si eso hicieran se convertirían
en niñas azules

Veo el oro fluir de sus lágrimas
Veo un prisma violeta
entre brumas azul de Prusia
Veo un punto blanco
donde el oscuro se diluye
Veo caballos en establos de éter.

Son rayos.
(De Voces del entresueño)

UN PEZ MUERTO EN LA PLAYA

Pareces un monje budista
escuchando el gong de las galaxias

¿Será que alguna vez fuiste terrestre
y el delirio de boscaje de tus ancestros
te hizo desmayar en este paraje?

¿Acaso fuiste gacela?
¿Qué rayo te fulminará cuando seas ave?

Estabas ebrio de sol
y ya se me hacía absurdo
un pez bronceándose en la playa

Cuando seas un pájaro
grande y azulenco como el pájaro de la soledad
te escucharé la salmodia a la alegría
ante el esplendor que sirve
en la crátera del pelícano
el vino del rayo blanco

Pájaro de las aguas
tu sed de madreselvas y dientes de león florecidos
no fue saciada

Cuando seas ave
en el ramaje de un guayacán
concédeme la clave de los vientos
(De Voces del entresueño)

ORACIÓN

¡Dios mío! ¡Doncellita de oro!
Sé que nada te importo
Sé que no te percatas de mi divinidad
Aún así no te he abandonado
¡Dios mío! ¡Doncellita de oro!
Te veo como una niña de éter
en columpio de diente de león
entrelazada a un esplendor
¡Dios mío! ¡Doncellita de oro!
Agradezco tu compañía
durante mi errancia
por los caminos abruptos
También te doy gracias
por revelarme
que el infierno está vacío
y me puebla
¡Dios mío! ¡Doncellita de oro!
Deberías cuidarte un poco más de mí
(De La letra y su crimen)

LA MUERTE

La muerte es un espectro
que no tiene ojos
ni oídos

Es una cosa sin rostro
experta en relaciones
públicas

No se baña
pero canta en las lagunas
y usa tu nombre

Se sabe de memoria
todos los números
de teléfono
y le ordena a las momias
que nos den un besito

La muerte
antes de existir
no sabía que iría al cine
y a ti se parece
cuando te miras
en un espejo de sangre
cuando te quedas
sin brazos
y se te cae la cara

La muerte
es una autosugestión
crónica
es un problema psicológico

La muerte
es una alucinación colectiva
que se convirtió
en un suceso tan real
como un mordisco

La muerte
debería cambiar de oficio
debería volver
a su burdel de sombras
y que por favor
no me moleste
(De La letra y su crímen)

También te puede interesar...
La soledad me come, ronronea un halo de silencio incandescente, la bruma en mi lugar…

Leer poesía? Ni loco!

X
Scroll Up