UNA CALADA

»El Poeta sugerido: Camila Henríquez Ureña

EL POEMA Lee otros poemas SURREALISTAS

 

En la piel tengo un remiendo
avejentado y sin brillo
igual que ese cigarrillo
que apagado está durmiendo.
Y aunque de blanco se viste
no se ocultan sus andanzas,
ha bailado en muchas danzas
y nunca aparenta triste.

Que precisa de costura,
y de adecentar su escote
para que en el estrambote
no se asome la mixtura.
Que se note está viviendo
aunque sea una calada
y casi no quede nada
y se acabe consumiendo

Sus múltiples cicatrices
nunca exentas de veneno,
son bocadillo de cieno
y placer de meretrices.
No atiende a contemplaciones
y a todo hace oídos sordos
son como caballos tordos
embriagados de emociones.
©donaciano bueno

Así es el alma, llena de costuras.

POETA SUGERIDO: Camila Henríquez Ureña

Camila Henríquez Ureña

LA RAíZ

«Sobre los campos danza la gracia de las flores
y resuena la verde sonata del follaje;
se han vaciado en el aire mil ánforas de olores;
el color fluye y colma las venas del paisaje.
Mientras mi pie devuelve a la ardorosa tierra
el beso de las ramas que rozan mi cabeza,
yo pienso en la raíz que en el polvo se entierra,
pedestal ignorado de la vital belleza.
La raíz que en silencio, como madre amorosa
mantiene al fruto, oculta bajo la opaca alfombra,
y extiende con la rama y eleva con la rosa
hacia la luz, el lento trabajo de la sombra.
Lo externo puede siempre renovarse. La hoja
cae, el tallo se quiebra, la flor pierde sus galas,
el fruto aguarda una mano que lo acoja,
mas la vida no cierra su palpitante olor.
Y la planta renace, si la raíz atenta
Sostiene su latido misterioso y fecundo.
Ella nada posee, mas todo lo sustenta
Y por sus venas corre la fuerza que creó el mundo.
Amor, toda mi sangre te cierto por la herida.
¡Bébela y al sol alza tu impetuosa hermosura!
Soy una entraña, un nudo secreto de la vida,
una raíz, henchida de eternidad oscura».

VIVAZ

«Alta, fría, flexible,
con apariencias frágiles,
acero,
brutal mano de viento
la desnudó. Rehizo
su verde velo.
Labio de sol violento
la resecó. Le ofrece
rocío nuevo.
Boca ávida de hombre
la despojó. Ha brotado
para volver a darse desde dentro.
Sobre la tierra ruda,
sólo un poco de sombra, de frescura,
sólo un gesto, en silencio».

Viaje por el espejo

«Penetraré en tu fondo delicado,
transparente
tu transparencia,
en la profundidad que no se mide
con la materia.
Vagaré por tus largas avenidas,
tu inagotable sucesión de puertas,
me hundiré en tu universo de distancias
de cristal.
Déjame entrar en mí. Vengo cansada
de vagar por la imagen de mi sombra,
hacia adentro, sin alba de otros ojos,
¡sin miradas en la inmensidad!
En tu pupila viva,
navegaré a través de mi infinito,
hecha luz».

FUTURO

«Cuando yo haya dejado de existir, en la vida
¿qué se creará con esta materia ahora reunida
en mí? Y esta energía, este aliento divino,
¿en qué transformaciones renovará el destruir?
Ser y no ser yo misma: continuar la existencia
disgregada, disuelta, esparcida en esencia.
Levantarme del polvo con la savia secreta,
ser con el viento, abrazo que circule el planeta,
con el agua, llevar en mí la claridad,
con el grano de arena, realizar la igualdad.
Repetir de la carne el gesto dolorido
en el cansado cuerpo de un animal sufrido,
y volver, con la muerte, a la inmortalidad.
Al ojo de la estrella dar mi curiosidad,
gemir con el mas ávido en todas las riberas,
brillar en las auroras de nuevas primaveras
y en invisible rayo de idea, con mi ardiente
inquietud, incendiar un alma indiferente.
Punto en el universo, vibración, chispa, arista,
átomo en todo. Acaso cuando mi yo no exista
se colme al fin mi anhelo de sentir y de ser».

Te sugiero seguir leyendo...
El viento de Levante, prepotente,un poco de humildad bien le vendría,se puso a deslizar por…

Busca, lee y comparte poesía. Hagámosla viral!

X
Scroll Up