»RAFAEL POMBO

1 of 8
Breve biografía de Rafael Pombo

Rafael Pombo fue un escritor nacido en Bogotá, Colombia, el 7 de noviembre del año 1833 y fallecido en la misma ciudad el 5 de mayo de 1912. Perteneció a una familia aristocrática y en su juventud se trasladó a Norteamérica, donde permaneció durante casi dos décadas. Finalmente, regresó a su tierra natal y comenzó a dedicarse a la traducción y al periodismo; asimismo, se conoce que fue fundador de más de un periódico y que compuso libretos de ópera. A lo largo de su trayectoria como hombre de letras recibió numerosos reconocimientos, tales como el título de secretario vitalicio de la Academia de la Lengua de su país.
Con respecto a su obra literaria, que abarca principalmente los géneros de la poesía y la narrativa, es sabido que no estaba en sus deseos publicarla; sin embargo, a pedido de sus seguidores, autorizó la edición de muchas de sus creaciones en diversos tomos inconexos. Entre sus títulos más conocidos se encuentran “El niño y la mariposa”, “Las siete vidas de gato” y “Noche de diciembre”, y las obras infantiles “El renacuajo paseador” (o “Rin Rin Renacuajo”) y “El mosquito feliz”. Seguidamente, el poema “Cutufato y su gato” encabeza una completa selección de sus escritos

LOS POEMAS Lee otros poemas de MIS MAESTROS

 

ORACIÓN DEL NIÑO AL ACOSTARSE

Dame, ¡oh Dios! tu bendición
Antes de entregarme al sueño,
Y de todos los que yo amo
Cuida tú mientras yo duermo.

Por mi madre, por mi padre,
Por mis hermanos te ruego,
Que los guardes largos años
En salud, fuerza y contento.

Dales consuelo a los tristes,
Y remedio a los enfermos,
Y pan al menesteroso,
Y al huérfano amparo y techo.

Que te bendigamos todos
Por tanto que te debemos,
Y que al dormir el sueño último
Despertemos en tu seno.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comparte y disfruta!

0 0 0

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notificar a
Te sugiero seguir leyendo...
Me encuentro al otro lado de la vida,aquí donde está negro estoy mirando,que sepas sigue abriéndose la herida,sintiendo no estuviste en mi partidasi acaso no…