Alma inquieta

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

¿Por qué las emociones
les pierde a los humanos,
por qué son tan insanos
en sus apreciaciones?
Si el odio le hace daño
sólo al que lo padece
¿por qué es que año tras año
el odio tanto crece?

Él es ese alma inquieta
que a este mundo no entiende,
no sabe qué pretende
mas él no es marioneta.
No encaja en esa grieta
y a consejos no atiende,
de su ignorancia pende
este humilde poeta.

Que insiste en descubrir
la vida y sus misterios
sea en los monasterios
donde algo hay que exprimir.
Su esfuerzo en resistir
hurgando en muchos predios
y sometiendo a asedios
la tela que zurcir.

Y aunque él no es muy consciente
se irá sin saber nada
ni entrar en la pomada
de dios y de la mente.
Y aunque, banal, presiente
que no existe respuesta
seguirá tercamente,
ingenuo, en esta apuesta.
©donaciano bueno.

Comentario del autor sobre el poema: El ser humano conoce que hay misterios que nunca habrá de descubrir pero él, terco, sigue y sigue y sigue…

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!

A %d blogueros les gusta esto: