Barrenderos de Madrid

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Barrenderos de Madrid, mis amigos barrenderos,
mi amor por vuestros esmeros, os declaro desde aquí,
siempre limpiando senderos, siempre cuidando de mi
tan solícitos, tan fieros, barrenderos de Madrid.

Desde Alcalá a La Elipa, de Cibeles a Neptuno,
cuando pinta la alborada y el día se despereza,
sois los de la limpieza que haceis brillar las calzadas
con tanto amor, diligencia y destreza cual ninguno.

Recorreis las calles largas sin reparar en el clima,
soportando las borrascas recogiendo hojarascas,
limpiando los basureros. Vagabundos, pordioseros
son amigos pintureros testigos de nuestra estima.

Siempre en el mismo sector que teneis para barrer
a eso del anochecer, cuando afrontais la labor
rebuscando alrededor ya empezais a recoger
los detritus al camión aupando el contenedor.

Mientras la ciudad dormita, barrenderos urbanitas,
sonrientes las estrellitas alumbran vuestra jornada,
vais dejando tan aseadas nuestras calles tan bonitas
para del barniz disfrutar al comenzar la alborada.

©donaciano bueno

Se corresponde la publicación de este poema en la que el autor trata de trasladar una imagen idílica de estos servidores públicos de la limpieza de la ciudad con la de la realización de una huelga salvaje que tiene sumida a Madrid en la más absoluta suciedad. Logicamente la actitud de estos trabajadores no se corresponde con la idea que de los mismos tiene el poeta.

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!

A %d blogueros les gusta esto: