DESESPERANZA

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros SONETOS

 

Me acerco al mar y él dice no me llama,
a la tierra y a mi no me conoce,
nadie en el mundo aquí me reconoce,
ni siquiera el infierno me reclama.

Inmersa está mi alma en una llama
que ya no experimenta ningún gozo,
a veces yo presiento bajo a un pozo
mientras otras que el cielo se me inflama.

Ni soy de aquí, de allá ¿de dónde soy?
mi angustia permanece en el vacío,
camino a la deriva por el río.

Sonámbulo entre las tinieblas voy,
triste, infeliz, atormentado y frío.
Mi destino ya murió, ni ya soy mío.
©donaciano bueno

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética