GARGANTA

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

Garganta, ven a mí, párame el habla,
impídele que diga más sandeces,
que mezcle la cordura y las memeces
llenando el paladar a rajatabla.

Y deja de gritar. Que esta garganta,
por más que se lamenten, tus soplidos,
no van a hacer saltar a mis oídos
ni ver que mi gaznate se atraganta.

Garganta que abusando de glotona
en letras putrefactas regodeas
y luego de abusar vas y te meas
y aun sigues tan tranquila en tu poltrona.

Garganta eres atea, sacrosanta,
diciendo las verdades y mentiras
que emites mal olor cuando respiras
así seas el mal que al mal espantas.

¿Qué tienes que objetar si es el cerebro
el único que manda, al que obedeces?
Mas valiera olvidarte de tus preces
y hacerle al cavilar un buen requiebro.
©donaciano bueno

Pobre garganta Clic para tuitear
pág. anterior
siguiente

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of