SINCERAMENTE IGNORO

»Mi Poeta aquí sugerido: Amanda Pedrozo

MI POEMA…de medio pelo Lee otros poemas REFLEXIVOS

 

Sinceramente ignoro por qué escribo,
qué virus contagióme esa manía,
si yo hasta hace unos años no escribía
y hoy sólo es gran placer lo que percibo
y expreso mi alegría.

Cada día que pasa encuentro un tema,
cada tema que toco a cual más serio,
de la gloria yo paso al cementerio,
lo mismo un silogismo que un teorema
siguiendo mi criterio.

Si a veces no se ajustan a la rima
o en métrica no suelen coincidir
yo saco allí la vara de medir
y evito que se alargue o se comprima
cual gubia al esculpir.

Quizás lo más difícil, los acentos,
la música que debe de sonar,
que alguno se me suele atragantar
y entonces aquí vienen los lamentos,
las ganas de llorar.

Si al fin yo lo consigo terminar
repaso con cuidado y muy atento,
después le digo adiós y tan contento
empiezo en otro tema ya a pensar,
me inento otro argumento.

Es cierto que me suelo preguntar
a qué viene escribir, esa manía,
doy vuelta a la razón y su porfía
y encuentro la respuesta en el soñar
que siempre hace buen día.

Los sueños son la salsa de la vida
que me hacen olvidar la realidad,
sin sueños, en honor a la verdad,
tendría que buscarme otra salida
que apele a la piedad.
©donaciano bueno

#Acaso hay una razón mayor que el simple divertimento? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Amanda Pedrozo

Amanda Pedrozo

Adaptación

Si retirase con esta mano
cuanto hubiese dado con la otra
si a mi mano izquierda no le importase
en qué asuntos anda la derecha
si con buenísimas maneras me convencieran
de que lo cortés no quita lo valiente
si de tanto hacer la ronda
se me diera al fin por elegir pareja.

Si considerase gentil
ceder la última palabra
si viviera nombrando a Dios
en tanto voto por César
si alabase el orden establecido de las cosas
y decidiera consecuentemente
tornarme buey por el camino,
y punto.

(Donde Ud. por supuesto, decidiera ponérselo
rotundamente y absoluto)

Reflexión

Si no tuviera
este enjambre de amor en el pecho
sería perfecto
vivir a tu lado buenamente
como se recomienda
palidecer contándote cuentos
acerca de nietos y de insecticidas.

Si no tuviera
los pies incontrolables
sería edificante
comerme las preguntas
esperarte quieta
con una sombra leve en la manos
limándose las uñas.

Si no tuviera
traumas y pecados inmortales
probablemente
estaría cometiendo padrenuestros
y en silencio
buscaría entre las sacaras palabras
alguna que permitiera la desobediencia.

Si no tuviera
tantos argumentos indecentes
estaría mirando
cómo el aburrimiento
crece
y no sería ésta que te piensa ahora
sobre otro cuerpo
y otra calle
en otra noche.

Desubicación

Aquí se estila
lavarse las axilas
por tiempo indefinido
mientras se viva
y se acostumbra
el amor por cuotas
el vestido decorosamente
limpio
sin señales de pasto
ni de mariposas
o sea que todo
viene a ser
cuestión de estilo
y de mandamientos
por lo cual entiendo
razono
que aquí no quepo yo
con mis desobediencias lógicas
con mis amores incompletos.

Cópula

La cópula es un árbol loco y triste
donde florece repentinamente
esa nada que se esparce desde la carne
hasta la piel y el grito.
La cópula es un cuchillo de angustia
fraccionado en milésimas de júbilo.
Es un dolor en tosco disimulo
una perdida redondez de ausencia
un tiempo sin pulso.
Es de golpe querer lanzar el cuerpo
lejos del cuerpo
reconocernos en otro cauce antiguo
infinitamente más abiertos
y más impenetrables.
Es casi derramar la sangre
en una ciega profusión de giros
imágenes y rostros.
La cópula es la esperanza negativa
que se traga a sí misma
y se recomienza sin falta
en su propio lamido.
Nosotros copulativos
dadivosos o tercamente inhóspitos
agua o llamas
corteza de existir simplemente
y sin embargo borrosos de cenizas
futuros cadáveres.
La cópula es un túnel engañoso y rápido
es hacerle muecas al espejo.
querer joder a la muerte
en una esquina ávida y sin luces,
volvernos repetidamente
muro y milagro
abismo y canto
silencio, tumulto.

PROPUESTA

Yo sé que empiezas
a criar raíces en el pecho
dices la palabra perfecta
para tal acontecimiento
esperas de mí que suelte
tanta reflexión de pájaros
preparas tu lecho de varón cansado
donde yo me tumbaría contenta
anticipando ritos
seguridad afectiva
si no fuera por esta costumbre
galantísima y sincera
de confesarme claustrofóbica
e irreverente.
***
El Dios de la piedad
lleno es de tristeza
reza a un dios inventado
se declara incompetente
los pecadores pagan
al contado y en especie
el Dios de la piedad
se arrepiente
metido en un bar de mala muerte
calcula el precio justo
multiplica como consuelo
tarántulas y cucarachas
reparte opciones
en tazas tibias de esperanza
el Dios se olvida
de encender luciérnagas
y grillos en la noche
de un soplido asesina
gallos cantores y relojes
suma sueños a los inocentes
descuelga ángeles
pontifica
que la confusión reine
sobre la galaxia
y la mentira loada sea
por los siglos
de los siglos.

(El Dios de la cruz
se aburre
se deprime
se traga calmantes
a cacharrata
no aguanta
se van con su música
a otra parte
allá donde los pecadores
todavía blasfeman
y se desnudan
gloriosamente)
***
Si lo que me propones
es un amor punto com y
arroba, punto com y barra
y sobre todo tanta distancia
o pretendes un amor por teléfono
con facturas por pagar
y recargo hot line tipo último aviso
si quieres que me queme la mirada
buscando tu encendido e-mail
en la computadora
si en vez de recorrer tu cuerpo debo
sobar ratones, teclas
y estar contenta como si te hubiera
tocado al infinito.

Si lo que me propones
no es soñar contigo, pan y cebolla
ni celebrar los ritos
o desnudarnos hasta lo indecible.
Y quieres que te quiera
levemente tipo ligth anorexia
entonces yo me voy
con mi cuerpo latino y mis excesos
y dejo que me extrañes
mientras buscas mi password
para decirme te amo
desde adentro
o meterme la lengua en el ombligo
arroba punto com
y así sabes que me voy a lo antiguo
con lágrimas y versos.

#Si te gusta Amanda Pedrozo... Clic para tuitear

Yo soy un hombre sincero
De donde crece la palma,
Y antes de morirme quiero
Echar mis versos del alma.

Yo vengo de todas partes,
Y hacia todas partes voy:
Arte soy entre las artes,
En los montes, monte soy.

Yo sé los nombres extraños
De las yerbas y las flores,
Y de mortales engaños,
Y de sublimes dolores.

Yo he visto en la noche oscura
Llover sobre mi cabeza
Los rayos de lumbre pura
De la divina belleza.

Alas nacer vi en los hombros
De las mujeres hermosas:
Y salir de los escombros
Volando las mariposas.

He visto vivir a un hombre
Con el puñal al costado,
Sin decir jamás el nombre
De aquella que lo ha matado.

Rápida, como un reflejo,
Dos veces vi el alma, dos:
Cuando murió el pobre viejo,
Cuando ella me dijo adiós.

Temblé una vez, —en la reja,
A la entrada de la viña—
Cuando la bárbara abeja
Picó en la frente a mi niña.

Gocé una vez, de tal suerte
Que gocé cual nunca: —cuando
La sentencia de mi muerte
Leyó el alcaide llorando.

Oigo un suspiro, a través
De las tierras y la mar,
Y no es un suspiro, —es
Que mi hijo va a despertar.

Si dicen que del joyero
Tome la joya mejor,
Tomo a un amigo sincero
Y pongo a un lado el amor.

Yo he visto al águila herida
Volar al azul sereno,
Y morir en su guarida
La víbora del veneno.

Yo sé bien que cuando el mundo
Cede, lívido, al descanso,
Sobre el silencio profundo
Murmura el arroyo manso.

Yo he puesto la mano osada,
De horror y júbilo yerta,
Sobre la estrella apagada
Que cayó frente a mi puerta.

Oculto en mi pecho bravo
La pena que me lo hiere:
El hijo de un pueblo esclavo
Vive por él, calla y muere.

Todo es hermoso y constante,
Todo es música y razón,
Y todo, como el diamante,
Antes que luz es carbón.

Yo sé que al necio se entierra
Con gran lujo y con gran llanto,—
Y que no hay fruta en la tierra
Como la del camposanto.

Callo, y entiendo, y me quito
La pompa del rimador:
Cuelgo de un árbol marchito
Mi muceta de doctor.

José Martí

También te puede interesar...
Benditos caños de aquella fuente bendita lluvia, bendito…

Poesía eres tú, te interesa?

X