LAS ETAPAS DE LA VIDA

Poeta sugerido: Javier Alcibar

EL POEMA Lee otros poemas de FAMILIA

 

FELICIDAD (Infancia)
Yo nací para gozar
de este mundo cual quimera
y viví la primavera
en el calor de mi hogar,
empezando a despuntar
en esa mi infancia ardiente
mirando siempre de frente
con ilusión desmedida
para tornar bendecida
la dicha que el alma siente.
 
DUDAS (Madurez)
Y llegué a la juventud
sumergido en una nube
mirando si baja o sube
y a veces sin ver la luz.
Y anduve como en la cruz
Jesús, sin norte ni guía,
reclamando una amnistía
para así poder vivir
coger impulso y seguir,
obviando que me moría.
 
ACEPTACIÓN (Tercera edad)
Y fue así, sin percibir
que el tiempo hubiera pasado
que llegué ya reposado
y me puse aquí a escribir.
Y a pensar lo que decir
repasando lo vivido,
loando lo conseguido
y en el platillo de al lado
pesando lo que he llorado
y, al final, ser bien nacido.
©donaciano bueno
POETA SUGERIDO: Javier Alcibar

Javier Alcibar

PREGUNTAS

Buceando libros,

en bares repletos de humo, amor y gente,

en el rito repetido y siempre nuevo
de las manos sobre un cuerpo desnudo,

en la soledad compartida de los trenes
al exilio y en las salas de espera
de los hospitales,

en todas mis palabras
y a menudo sin saberlo siquiera,

busco respuestas redondas
como panes.

Encuentro preguntas duras
como piedras.

PREMONICIÓN

Alguna vez, veremos en otros ojos
la pobre ilusión
de su reflejo fugaz en los nuestros,
y proclamaremos nuestra nada
y la defenderemos sin parábolas,

viviendo,

modelando un deseo
a la medida de ningún hombre,

enterrando nuestras pequeñas dudas
ante la gran incógnita,

dando luz a alguna verdad
que nacerá sin nombre,

porque el futuro no deja fósiles todavía.

DIOSES DESTERRADOS

Después de tantas y tantas vueltas
aquí seguimos.

Aquí
nos han parido.

Aquí,
arrastrando entre calles
el mismo hilo absurdo
de estar vivos.

Aquí
como si siempre hubiéramos estado
aquí
como si nunca hubiéramos venido
aquí,
a estropear el silencio natural
del mundo
con nuestro humano silencio
tan inútil.

Aquí,
reconociéndonos los unos en los otros
y sin poder asumir

que aquello para lo cual fuimos engendrados,
ahora nos rechaza.

BUSCADOR DE TESOROS

El espejo.
Dentro de cada cofre
aguarda un espejo.

Sólo un espejo
donde se reflejan
tus años de búsqueda
y la línea imborrable de tu vida,

tus pequeñas alegrías
y tus tristezas también pequeñas
y todas las mañanas
y la mañana
que te abraza cada día nuevo.

GEOGRAFÍAS

No pases de largo,
que el tiempo no te pierda,
imprégnate de lo esencial
y no te niegues.

Protegido a manera de escudo
por los cartílagos costales,
delante de la columna vertebral,
encima del diafragma
y entre los dos pulmones,
hay un país
común a todos los apátridas.

LÁZARO A LA VERA DEL CAMINO

A la vera del camino
hay una lápida sin fecha
con mi nombre.

A la vera del camino
hay una lápida sin fecha
con tu nombre.

A la vera del camino
hay una lápida sin fecha
con el nombre
de cada uno de nosotros.

A la vera,
con los ojos siempre abiertos,
Lázaro.
Paria
cuyo nombre fue borrado
de la lápida,
aguarda una señal
para ponerse en camino.

El milagro
de un ángel vivo que esculpa
definitivamente
su nombre sobre el mármol.

EN LA NOCHE

Las plantas de tus pies tocan la tierra,
la misma tierra
sobre la que un día se alzara
el primer hombre
erguido ya para siempre en tu estatura.

Y tú no permaneces inmóvil.
Confirmando que tus pies
fueron creados para caminar,
avanzas sin saberlo.

Derramando aquí y allá hitos
apenas perceptibles, a tu paso.
Iluminando pequeños caminos nuevos,
plantando luciérnagas de colores
en la noche.

CÍRCULO MÁGICO

Un círculo más pequeño
que la pista de aterrizaje
de cualquier helicóptero.

Un círculo invisible
donde apenas cabe un hombre.

Es el círculo mágico
de los ángeles derrotados,
el círculo mágico
que acoge a los ángeles
derribados por el tiempo.

Es el círculo mágico
que alienta a los ángeles nacidos
con las pesadas alas de la Tierra.

AFIRMACIÓN NECESARIA

Juntos y solos
Como los que van a morir.
(Ana Alcibar)

A pesar de todo
y de que no sea suficiente un cuerpo suave
donde agarrarse
con un pie en el aire,
necesito aferrarme a lo más mío,
no irme en ningún tiempo jamás nunca.

A pesar de que ninguna mano
tendida hacia nosotros
pueda frenar una gota de pena

cuando se desliza hacia dentro
de un hombre que muere indefenso
y no falte
nada por hacer aquí
y al final se junten los extremos
y no haya salida
y regresar se haga imposible
y del amor hacia la muerte nadie
quede para nadie.

MAÑANA

Adónde ir.
La tragedia pegada al suelo
acecha
debajo da cada zapato
y lo olvidamos.

De pronto,
por entre las rendijas de los adoquines
salta.

Un grito.

Cae
uno de los que iban con nosotros
agarrado a mañana
y no hay mañana.

Adónde ir
cuando no hay
adonde ir.

Es tarde
y no hay remiendos
para el bolsillo del tiempo.
No hay tiempo.

Después de tanto tiempo
ya no hay tiempo
para esperar tanto,
colgados de mañana.

Tanto tiempo colgados de
mañana.
(Poesías del libro De inciertos destinos).

Te sugiero seguir leyendo...
Aunque no quiera acordarme me niego a morir ¡pardiez! sin volver alguna vez al lugar.…
Scroll Up