SEÑORAS Y SEÑORES, ME CONFIESO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Leer otros poemas SOCIOPOLÍTICOS

 

Señoras y señores, me confieso
siguiendo las costumbres de mi infancia,
así la confesión les suene a rancia
pues de la confesión me encuentro preso.

Confieso, como siempre, con mi boca
la misma en la que aprendo las lecciones,
me dictan al hablar conversaciones,
presiento me traiciona o se disloca.

Confieso ante mi dios, la poesía
haciéndome entender con el lenguaje,
tratando que el cerebro en el follaje
no intente convertir en osadía

aquello que le afecta al corazón
que siempre al caminar me ha perseguido.
Y así que yo haya sido pervertido
no vengo aquí a rogarles su perdón.

Que un día quise hablar y me impidieron
diciéndome que yo era irreverente,
y un paso quise dar que, inconsistente,
no sigas adelante, me advirtieron.

Olvídate de hablar, no trae a cuenta,
intenta proveerte de un escudo,
mirar que en la garganta no haga un nudo
pues tiene la laringe flatulenta.

Mas déjate llevar por la corriente
y a todo lo que ocurre di ¡si, bwana!*
Intenta siempre hacer de buena gana,
que tu alma nunca diga lo que siente.
©donaciano bueno

Di si te gusta Clic para tuitear

*Apelativo que se utiliza generalmente en la expresión sí, bwana con el que se indica conformidad y aceptación a quien ha ordenado algo, aunque no se esté de acuerdo.

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética