UN LINDO CEMENTERIO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Leer otros poemas TRISTES

 

Corral eres de un pueblo castellano
allí en el que un nicho espera abierto,
un campo de sarcófagos sediento,
a expensas del error de un cirujano,
que habrá de fracasar un día incierto.

Enjambre con sus celdas, mausoleos,
silente que soportan sus historias,
de glorias convertidas en escorias,
memorias dormitando en camafeos,
trofeos que ensalzaron sus victorias.

Son tierras de secano, de barbecho,
con tapias que al adobe dan cobijo
mirando al más allá, ese acertijo,
garitas con cipreses al acecho,
del soplo de la vida en su escondrijo.

Tú, triste cementerio y solitario
penando pues las yerbas ya no crecen,
marchitos pensamientos languidecen,
plegarias que acompañan al osario
y grietas moribundas que fenecen.

Si fuera yo el que hiciera el cementerio
de rosas le pondría muy florido,
ausente de mortajas y misterio,
cuidando no se hiciera nada serio
que todo allí estuviera permitido.

Lo haría diferente, más bonito
pintándole en el centro un buen templete,
la orquesta tocaría rock. Y un grito,
un canto a la amistad que habría escrito,
haría en los oídos un boquete.

Al sueño le alzaría un monumento
y allí agradar, en su memoria, a todos,
confetis volarían con el viento,
una escena de amor y sentimiento,
sin distinción de abstemios o beodos.
©donaciano bueno

Di si te gusta Clic para tuitear

Comentario del autor sobre el poema: Hay que eliminar la tristeza del mundo, como se huye de la lepra. Al fin y al cabo, lo que no tiene solución, no tiene solución. Y sería más práctico recordar los momentos felices que nos dieron. Con música.

A %d blogueros les gusta esto:
poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética