APELO AL DIOS FETÉN

Mi Poeta sugerido: »Gabo Ferro

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas RELIGIOSOS

 

Apelo al Dios fetén, el verdadero,
que de una vez por todas
denuncie a los que, fruto de las modas,
vinieron a robarle su sombrero.

Demuestre de una vez que aquí quien manda,
quien es la autoridad
y está en la posesión de la verdad,
quien lleva la batuta en esta banda,

el único, el que es sabio, omnipotente,
aquel que al mundo hizo,
no es fruto de un conjuro o de un hechizo
mas solo del esfuerzo de su frente.

Los otros, los que inisten en ser dioses
si acaso son farsantes,
fantasmas presumiendo que, pedantes,
al hombre van burlando con sus poses.

O meros aspirantes que no llegan
de suela a sus zapatos,
y forman la comparsa de beatos
que ven un vaso de agua y que se anegan.

Hoy pido me lo aclares pues preciso
librarme de esta duda,
sincero, digas ya si te la suda,
o a ti solo te importa el paraíso.
©donaciano bueno

A qué viene que existan tantos dioses? Clic para tuitear

* 1. Fetén: adj. BuenoestupendoexcelenteConocí a una chica fetén.  2. adj. coloq. Sinceroauténticoverdaderoevidente. 3. La verdad. La fetén.

MI POETA SUGERIDO: Gabo Ferro

Gabo Ferro

Sobre madera rosa

Tengo un mandala pintado en Jaipur
bajo un vaso con agua con dos gotas de gin
Una trampa cazadora de espíritus del Japón
y un espejo que atesora el origen del sueño
Una muñequita vudú con los miembros zurcidos
con pelo de cabra negra
Una pulsera con semillas sagradas, florecidas y perfumadas
Tengo un manuscrito sin rótulos ni tapas
con grabados de una mujer partida en tres
Una máscara del Durbán y una rueda mágica enlazada a un asno
Una falda turca de un ajuar y un retrato grabado
sobre madera rosa
Serenidad escrito en una lengua muerta con sangre
de niño y de casadera
Y sobre un formidable insecto embalsamado con los ojos picados
por querer aparearse
con las alas cuarteadas y todavía con sangre,
una imagen tuya conmigo fuera de plano

Palabras malas

De todos nuestros amores
solo quedan palabras
apretadas en papeles
perfumadas en cartas
que demuestran que si el amor existe no se dice
que si el amor existe no se escribe
Otra palabra de amor apilada sobre otras tantas palabras de amor
Toneladas de promesas
que pueden venderse al peso
Kilos de papel besado
¿cuánto pueden dar por eso?
Pulpa de amor de un árbol débil
en buena tierra
bajo un buen sol
regado con agua estéril
Otra palabra de amor apilada sobre otras tantas palabras de amor
Otra palabra de amor apilada sobre otra palabra de amor apilada sobre otra palabra de amor apilada sobre otras tantas palabras de amor.

Madre despierta

Madre despierta
se sacuden las puertas y afuera no hay tormenta
El sol ha hecho de piedra el paisaje
y ha guardado al hombre a sus cosas; la desidia y la niebla
madre despierta

Padre despierta
la ventana está abierta, no es viento lo que entra
es aliento vacío exhalado por boca de la indiferencia
padre despierta

Madre despierta
lo que duerme en la cuna trepará hasta el bien
si bien se lo despierta
padre despierta
que el árbol será bueno
si el brote se brota de una mano atenta

Madre despierta.
Padre despierta.

Aquí tus manos

Donde pongas tus ojos ahí quedara mi casa
Quién precisa los muros con tu mirada
Donde apoyes tus pies, ahí comeremos
Y allí donde sonrías bien nos dormiremos.

Nuestra casa es segura no hay que cerrarla
Y aunque lo tiene todo, hay que ordenarla
Allá irá mi cabeza, allí mis brazos
Aquí pondré mis piernas y aquí tus manos

Donde caiga la lluvia nos bañaremos
Y donde pegue el sol, recordaremos
Donde jueguen las flores crecerán nuestros hijos
Y daremos las fiestas más grandes donde floreen los tilos

Nuestra casa es segura no hay que cerrarla
Y aunque lo tiene todo, hay que ordenarla
Y allá irá mi cabeza, allí mis brazos
Aquí arriba mis piernas y aquí tus manos
Aquí tus manos amor… aquí tus manos.

Volver a Volver

Frío;
hace tanto frío
que no puedo más que arder.
Estallará;
mi boca estallará
en dulce de esmeraldas, en pájaros y espinas, y un paso se abrirá.
Y yo me iré
como el humo al aire que no podrá volver,
me haré un tornado dulce, un perfume, una piel,
seré mi propio padre y así voy a aprender
que irse es volver a volver.

Afuera,
afuera solo el mundo,
puro aire para brujas y un tiempo que está y se fue.
Así,
con vértigo y vacío,
con mi cuerpo que es mío no me faltará nada
porque yo me iré como el humo al aire
que no podrá volver,
me haré un tornado dulce, un perfume, una piel,
seré mi propia madre y así voy a aprender
que irse es volver a volver
y a volver
y a volver
y a volver.

La Pasión del Espejo

Me deshice en la luz y me desconocí
cuando el viaje partió desde tu espejo
¿Qué nudo hondo se abrió para mostrarme así?
De carne me hice aurora en el reflejo

Una cosa soy yo y es otro el que está ahí
durando en el paisaje de un momento
que se quedó tal vez a medio terminar
El cuerpo es poesía, el resto es verso

¿Quién puede asegurar que tu imagen no está
antes de que te asomes a la fuente?
A ver quién va a purgar su historia sin nadar
bien lejos de la costa en la corriente

No salí como entré después de proyectar
mi cuerpo y mi memoria en este espejo
No te puedo contar las cosas que yo vi
No puedo transferirte mi reflejo…

Adios

Cuando las promesas suenen a palabras,
a ilusiones vencidas,
cuando sientas en mis manos la nostalgia
de caricias perdidas,
es el momento de decir adiós.
Es el momento de decirlo…
Cuando el pensarlo parezca
fue mentira lo nuestro fue mentira,
y evitemos la mirada un encuentro
que nos deje a la deriva,
es el momento de decir adiós.
Es el momento de decirlo…
Adiós abracadabra de esta agonía,
puñal de dos filos
clavado en la espina.
Adiós amor, adiós,
hasta tal vez algún día.

Cuando tu voz me suene a pasado
a fantasía mía
y me hieran las rosas inmóviles de una fotografía,
es el momento de decir adiós.
Es el momento de decirlo…
Cuando caminemos tristes
en el eclipse de una casa vacía
y nos sorprenda la presencia en el suelo
de la otra valija,
será que ya nos dijimos adiós.
Será que ya nos dijimos adiós

Abracadabra de esta agonía,
puñal de dos filos
clavado en la espina
Adiós, amor, adíos.
Hasta tal vez algún día.

Lo que no se puede decir

No me abraces esta vez.
Alejate si querés saber.
Desatemos paredes y que suba el techo más alto que el sol.
Giremos a tiempo juntos para que nunca salga la luna
ni se venga la niebla, ni las sombras, ni la bruma.

Encendamos las luces de todas las casas que tenga el mundo,
abrí bien la mirada que acá estoy vestido y acá estoy desnudo.
Sabés bien que no existe secreto para el que puede mirar.
Sabés bien que no hice lo que pude, yo hice más.

Y ahora mirá, mirá, mirá, mirame bien,
es que no puedo, no quiero, no puedo, no quiero, no puedo hablar.
Voy a entregarme a tu mirada, solo a tus ojos nomás.
Lo que no se puede decir, se muestra.

¿Cuánto dura la cura? ¿Cuánto dura la enfermedad?
¿Desde cuándo lo malo es bien y lo bien es mal?
No te estires buscando mis manos, que tampoco las podrás tomar.
Pondré la distancia y el cuerpo, yo no pongo más.

Dicen

Si el dolor te despierta cuando dormís de día
poné a dormir la noche que sanará la herida.
Me dicen sangra un tiempo, parece no termina,
pero un día llega el día – dicen – y la noche termina

La noche de la noche y la noche del día
Me dicen llega el día y la noche termina

Que limpie mi alhajero, que haga lugar,
que salga a cazar frutas para adornar
con azúcar y perlas mi pelo, mi mirar
para entrar en el mundo,
para endulzar la noche de la noche
y esta noche del día
Me dicen llega el día y la noche termina
La noche de la noche y la noche del día
Me dicen llega el día y la noche termina

También te puede interesar...
Hoy escribo tu esquela. Comprendo me anticipo. Y…
Scroll Up