NADIE DEBE MORIR

EL POEMA Lee otros poemas TRISTES

 

Nadie debe morir. El mar tampoco.
Morir es destruir lo que antes se hizo.
Es hacer que este mundo sea postizo.
Morir, matar, morir es estar loco.

La ruina del que sufre, es un destrozo.
Ni dios hay que merezca el sacrificio.
Dejar es a la vida sin resquicio.
Tirar a la esperanza al fondo un pozo.

Morir, matar, morir. Contrasentido.
¿Nacer para morir?, no hay quien lo entienda.
Estar ya condenado en la contienda
sabiendo has de llegar y ya te has ido.

Pensar que eres muñeco, marioneta.
Clamar al cielo y ver que no te ha oído
sintiendo que eres pobre y desvalido
pues ves que tu existencia ya se agrieta.

Si, muerte, hoy tú no tienes quien defienda
¿por qué es que te hizo dios si él es eterno?
Debieras de penar en el infierno,
no encuentro la ganancia que te arrienda.
©donaciano bueno

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Impactos: 293

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notificar a
Te sugiero seguir leyendo...
He venido a buscarme y no me encuentro,es posible padezca de ceguera.Siempre anduve mirando para afuerapensando que del mundo yo era el centro,creo, como cualquiera.¡Qué…