NADIE, NUNCA, JAMÁS

EL POEMA Lee otros poemas RELIGIOSOS

 

Traspasar ese umbral es un misterio,
nadie, nunca, jamás lo ha traspasado,
nadie, nunca, jamás desde otro lado
ha venido de vuelta al cementerio
pues se haya equivocado.

Nadie, nunca, jamás que aquí se diga
ha cruzado esa puerta sin falleba,
-la puerta no se sabe a donde lleva-
así que lo bendiga o lo maldiga,
la duda ponga a prueba.

Detrás, quizás, se encuentre ya el vacío
que allí nada se ve, todo está a oscuras,
de allí nada se sabe. Ni los curas
consiguen reducir su escalofrío
a base de suturas.

Nadie, nunca, jamás. Cavilaciones.
Conjuras, sugerencias o amenazas,
de algún predicador o algún bocazas
que intenta trasladarte sus razones,
ponerte sus mordazas.
©donaciano bueno

Y tú, qué piensas? Clic para tuitear
pág. anterior
siguiente